domingo 22/5/22
Los alcaldes del parque regional de Picos, en la reunión de ayer en Riaño.

Los alcaldes del parque regional de Picos de Europa se oponen a seguir con el contrato de gestión de las depuradoras al considerar que es muy caro y que el estudio sobre las cifras que deben pagar cada municipio no es proporcional a los habitantes. Así lo manifestaron en una reunión celebrada ayer en Riaño. El acuerdo final es rescindir el convenio de la gestión de las depuradoras al considerar que es muy gravoso para los ayuntamientos y mantener una reunión con la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco.

En el transcurso de la reunión, el diputado de Cistierna, Francisco García, señaló que el problema es que los ayuntamientos tienen que hacer frente al 50% del gasto de las depuradoras y hasta ahora no habían pagado nada. «La decisión de la gestión debe ser un acuerdo de los alcaldes afectados y no de la Diputación», según García quien puntualizó que el problema es que es un contrato de mantenimiento de las depuradoras muy elevado «hablamos de 1,6 millones de euros en cuatro años». García recordó que la presidenta de la Diputación «ya ha dicho que no va a pagar un solo euro ya que esto es una gestión de la Junta y los ayuntamientos. Gersul está solo de intermediario».

Varias opciones

Por su parte, el alcalde de Riaño, Javier Fernández aseguró que lo primero que hay que hacer es un estudio sobre los habitantes dado que «Riaño y Prioro estamos pagando más que el resto. Es muy caro ya que estamos asumiendo 23.000 euros anuales solo por la depuración de agua», señaló Fernández, que espartidario de buscar otra empresa para la gestión de las depuradoras.

Para Tomás de la Sierra, alcalde de Boca de Huergano, es un gasto muy elevado y «especialmente ahora que no tenemos ni subvenciones debido a la crisis. La única solución es hacer una asociación de municipios y llevar nosotros la gestión».

El alcalde de Puebla de Lillo, Pedro Vicente Sánchez, manifestó que el contrato con Socamex finaliza en 2013 y que habrá que buscar otras gestiones más baratas. «Hay que reorganizar este servicio y gestionándolo desde los ayuntamientos o la mancomunidad saldría más económico ya que los ayuntamientos debemos racionalizar el gasto», mientras que el alcalde de Burón, Porfirio Díez, recordó que las depuradoras fue un tema que empezó mal y «sigue por mal camino».

El alcalde de Oseja de Sajambre, Antonio Mendoza, se mantuvo en la línea de sus colegas recordando que la gestión de las depuradoras es muy cara y habrá que ver si se puede rescindir el contrato. El alcalde de Prioro, Francisco Escanciano considera que su ayuntamiento aún no ha recibido las llaves de la depuradora, «por lo que las instalaciones aún pertenecen a la Junta y es ella quien debe pagar nuestra parte».

Los alcaldes de Picos piden rescindir el convenio de gestión de las depuradoras