jueves 6/8/20
Habrá más vigilancia

Alerta en Cistierna por una oleada de robos

Los hurtos en viviendas y negocios ponen en guardia a los vecinos
Uno de los negocios afectados por los robos. CAMPOS
Uno de los negocios afectados por los robos. CAMPOS

Cistierna vive una oleada de robos en establecimientos y en viviendas que se llevan produciendo en las últimos días. El ultimo tuvo lugar en la madrugada del domingo en el establecimiento Naturcisne, donde rompieron el cristal del escaparate creando un hueco por el que sustrajeron varios móviles, tables y ordenadores que estaban expuestos en el escaparate. En total se calcula un costo de algo más de 1.500 euros.
  Otro de los establecimiento que fue víctima de los ladrones fue la cafetería Moderno, de Cistierna, donde aprovecharon la noche para entrar tras forzar una ventana. El objetivo fue la máquina tragaperras que la desarmaron entera para hacerse con la recaudación y el dinero que alberga destinado a la entrega de premios. Además se llevaron la calderilla que había en la caja registradora. 

Sen señala que los indicios apuntan a que «no se trata de ladrones profesionales»


Pero los robos también  se han sucedido en diferentes viviendas y un chalé. Una de las zona más afectadas ha sido el barrio de Las Canteras, donde entraron en una de las viviendas de donde se sustrajeron una televisión y una playstation. En otra se dedicaron a beber las cervezas que había y la romper objetos. Lo mismo sucedió en otra casa en la que sus propietarios al entrar vieron todo tirado por el suelo. 
No conformes con utilizar la noche para ocultarse, intentaron entrar en una vivienda a las cuatro de la tarde. No lo consiguieron ya que, aunque el matrimonio se encontraba fuera trabajando, uno de los hijos aún estaba en la vivienda y tras el ruido por el forcejeo avisó a sus padres, momento que aprovechó el caco para salir corriendo de la zona. Esta y otras situaciones que se han apreciado en los robos indica a los investigadores que pueden ser personas de la zona, ya que tienen un conocimiento de las viviendas, aunque no descarta ninguna hipótesis. Esta situación está creando un malestar en la villa y especialmente en las redes sociales, donde ya se recomienda a la gente que avise a la Guardia Civil cuando se percaten de  algo sospechoso. 

Mensaje de tranquilidad de las administraciones


El alcalde de Cistierna, Nicanor Sen, manifestó ayer que había mantenido contacto con el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, para transmitirle su preocupación e instar a las fuerzas de seguridad del Estado a que intente esclarecer cuanto antes estos robos y dar con las personas que han podido ocasionar estos daños a fin de llevar la tranquilidad a la ciudadanía. «Desde la subdelegación del Gobierno  me han transmitido que se va a reforzar la vigilancia  de toda la zona con más personal», afirma Sen, que precisó que todos los indicios indican que «no se trata de ladrones profesionales tal y como hace unos días se produjo en la tienda Adam’s en la capital leonesa». Los primeros indicios, según el regidor,  indican que «no se trata de una banda organizada sino más bien de caco no profesionales, especialmente por el tipo de robo, por los objetos que se han llevado y por la forma de actuar en algunas de la viviendas». El alcalde  quiso tranquilizar a la gente dado que las fuerzas de seguridad ya están trabajando en la investigación de estos robos que se llevan produciendo en los últimos días.
  Desde el año 2016 la villa de Cistierna no vivía una oleada de robos tan seguidos en pocos días. Entonces los ladrones accedieron a un establecimiento de estética, un kiosco, una empresa de seguros y una peluquería canina. Según las primeras investigaciones los ladrones buscaban exclusivamente dinero en efectivo ya que no se llevaron algunos objetos de valor. El modus operandi consistía en reventar los bombines de  las cerraduras y acceder a los establecimientos. No tuvieron éxito en todos los lugares donde lo intentaron ya que el sistema de cerramiento se les atragantó en algún local como un establecimiento de bazar.
Tras salir de Cistierna se dirigieron por la carretera en dirección a Puente Almuhey donde forzaron la cerradura en entraron en la librería de donde se llevaron décimos de lotería que posteriormente tiraron  en las proximidades del pueblo de Carrizal.

Alerta en Cistierna por una oleada de robos