domingo. 27.11.2022
Santa Elena de Jamuz | El Ayuntamiento rendirá homenaje al responsable del Alfar-Museo en su feria anual

La alfarería pierde a Martín Cordero, exponente de la tradición artesana

El Pleno declara la jornada de hoy día de luto oficial por la muerte del maestro alfarero
El Pleno de Santa Elena de Jamuz se reunió ayer con carácter urgente
Martín Cordero Peñín, maestro alfarero, responsable del Alfar Museo de Jiménez de Jamuz falleció en la noche del domingo al lunes, a los 76 años, tras una larga enfermedad. La noticia de su muerte conmocionó ayer a los vecinos de la localidad y del municipio de Santa Elena de Jamuz, por tratarse del maestro que había estado al frente del museo viviente desde su inauguración, el 4 de noviembre de 1994, razón por la que se le consideraba poseedor de la tradición histórica de esta artesanía. El funeral por el maestro alfarero se celebra a las cinco de la tarde de hoy en la iglesia parroquial de Jiménez de Jamuz. La corporación municipal de Santa Elena de Jamuz se reunió pasado el mediodía de ayer, en una sesión plenaria urgente, con el fin de declarar la jornada de hoy de luto oficial y de mostrar su condolencia «y la de todos los vecinos», según reza la declaración aprobada, por esta pérdida. El alcalde de Santa Elena de Jamuz, Jorge Fernández, dio cuenta al pueblo de las gestiones realizadas durante la mañana con respecto al trágico suceso. Así, el Ayuntamiento encargó ayer una corona de flores para la capilla ardiente, instalada en el Tanatorio La Cruz, de La Bañeza, así como el envío de faxes a la Diputación provincial, el Instituto Leonés de Cultura y la Junta de Castilla y León para comunicar el deceso. Además, el regidor propuso al Pleno la instalación de una placa conmemorativa en el Alfar-Museo, así como dedicarle un homenaje en la próxima edición del Feria de Alfarería y otras Artesanías Tradicionales, que se celebra en Jiménez a principios del mes de mayo. Las reacciones El alcalde, Jorge Fernández, manifestó ayer que «vemos en Martín Cordero a todos los alfareros. Era un hombre que no se limitaba a cumplir en su trabajo en el Alfar-Museo. Martín atendía a todo el mundo y su fotografía, difundida por los medios de comunicación en muchas ocasiones e incluida incluso en libros de texto, era la mejor publicidad para Jiménez y para nuestro municipio». Desde el grupo socialista, la concejala Rosa Peñín subrayó que «a pesar de su enfermedad, Martín Cordero siempre hablaba de nosotros, del museo y de su compañero en el alfar. Abandonó su enfermedad por el alfar». Las bases del futuro La etnógrafa e impulsora del Alfar-Museo Concha Casado manifestó ayer su pena por el fallecimiento de «un hombre de bien, que puso en marcha el Alfar-Museo. Es una joya que vigilará desde arriba para que continúe la tradición alfarera». Casado considera que los casi trece años de Cordero en el Alfar-Museo «han servido para recuperar piezas» caídas en desuso, por lo que sentó las bases para la continuidad del alfar. «Si se continúa esta línea y el apoyo de las instituciones, saldrá adelante». La etnógrafo destacó los conocimientos que del maestro adquirió su último aprendiz, Jaime Argüello, y ofreció su colaboración al Ayuntamiento de Santa Elena de Jamuz.

La alfarería pierde a Martín Cordero, exponente de la tradición artesana
Comentarios