lunes 6/12/21
undefined
El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel. RAMIRO
El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, ha inaugurado esta mañana la cuarta jornada del Congreso sobre despoblación organizado en el Club de Prensa de Diario de León, con un discurso muy reivindicativo sobre las necesidades que tiene su comarca y ha puesto en valor todos aquellos recursos con los que desde la administración que preside “la más cercana y eficaz porque trabaja desde el territorio” tratan de frenar la sangría poblacional con proyectos de exitoso como el Banco de Tierras. “No nos resistimos a que El Bierzo, a que León, se queden vacíos, se queden sin gente”, ha manifestado.

 

Conocedor de la crítica situación que viven los territorios de España, Álvarez Courel explicó que El Bierzo sufre  de manera importante la pérdida población, debido al éxodo que supuesto la pérdida de oportunidades laborales, agravada por el cierre de las minas. "El cierre de la minería y el desmantelamiento de las centrales térmicas, en otros tiempos generadoras de riqueza y de bienestar, han provocado una brecha muy profunda entre la comarca y los centros de poder, como Valladolid y Madrid, donde se toman las decisiones más importantes que nos afectan”. El presidente ha puesto en valor los importantes recursos agrioalimentrarios y turísticos de la comarca. “Somos el territorio de Europa con más firmas de calidad por kilómetros cuadrado de Europa”, ha explicado el presidente, que reclama la ayuda de las administraciones para apoyar ese sector que necesita de un urgente modernización. También apeló a la necesidad de reformar más las infraestructuras y los servicios, ya que sin “esas infraestructuras es imposible que lleguen nuevas empresas”. 

Para Álvarez Courel, el Bierzo pertenece a esa parte de España que "sigue esperando por esos proyectos que nunca llegan” y habló de de la A-76 o del nudo ferroviario del Manzanal." Supongo que todos los presentes estarán aburridos de oír una y otra vez las mismas reivindicaciones. Es como si viviéramos eternamente el ‘Día de la Marmota’”, aseguró. "Llevamos años y años reclamando esa autovía y una solución al aislamiento ferroviario que sufre la comarca. La culpa, como siempre, la tienen las sucesivas crisis o, por qué no decirlo, quizás es que son más importantes las grandes ciudades, otros territorios más rentables políticamente... Obviamente, el Estado y las Comunidades Autónomas se olvidan de zonas, como El Bierzo, cada vez menos ricas y cada vez menos pobladas. Esa es nuestra desgracia y la de muchos otros territorios”, manifestó. 

Respecto a los servicios lamentó que, por ejemplo, el Hospital de Bierzo carezca de especialistas oncológicos, lo que obliga a sus enfermes a desplazarse hasta cien kilómetros para recibir sus tratamientos, o que los consultores médicos no cierre, porque dependen de los ayuntamientos, pero que estén vacíos de profesionales por “lo que es como si no existieran”.

Courel destacó el importante papel del Banco de Tierras puesto en marcha hace ya muchos años por el Consejo Comarcal, para facilitar terrenos, formación y planes de empresa a los nuevos emprendedores que apuesten por el territorio.

"Nuestro servicio del Banco de Tierras. Recibe 90 mil euros de la Diputación de León y, a cambio, genera una actividad económica que ha llamado la atención de otros territorios de España, de administraciones públicas, universidades, medios de comunicación”, explicó. Puso como ejemplo que este proyecto es un ejemplo claro de que si las decisiones se toman en el propio territorio, si los servicios se gestionan cerca de la ciudadanía que los va a recibir, si se pueden optimizar recursos y decidir qué actividades son más interesantes y más rentables, todo, absolutamente todo, funciona mejor.

Otro ejemplo, de mayor envergadura y también citado como ejemplo por el presidente del Gobierno, es la Fundación Ciudad de la Energía, "un proyecto importantísimo para El Bierzo que prácticamente quedó desmantelado cuando el Partido Popular gobernó España, entre 2011 y 2018”, es para Cúrele la Ciuden que hoy "ha recuperado aquel espíritu con el que fue creada, gracias a los fondos para la transición justa, los de Recuperación y Resiliencia, así como las partidas no territorializadas, está destinada a liderar el desarrollo económico, social y de empleo en El Bierzo y convertirse en un centro de innovación vinculado al desarrollo rural”. 

Álvarez Courel: “No podemos resignarnos a que El Bierzo, a que León se queden vacíos,...
Comentarios