martes 27/10/20

Varias localidades de la provincia tendrán mínimas inferiores a siete grados

jermoso
En la jornada de hoy, 12 de junio, ha nevado en Collado Jermoso. WEBCAM COLLADO JERMOSO

Tras unos días con tintes casi invernales debido a una borrasca en el norte peninsular, el fin de semana se prevé más tranquilo, con lluvias restringidas a Galicia y Asturias, y con un ambiente frío que desaparecerá el próximo domingo por el ascenso generalizado y paulatino de las temperaturas. En este ambiente, se espera una mínima de seis grados el sábado y el domingo en León capital. En Villablino y Riaño se esperan mínimas de cinco grados y en Astorga, Sahagún y La Bañeza se quedarán en siete grados.

Hoy todavía "la borrasca condicionará el tiempo" en amplias zonas del país con fuerte viento, temporal marítimo en la fachada cantábrica y con máximas que no alcanzarán los 20 grados, entre 6 y 8 grados por debajo de lo normal, en numerosas provincias, ha avanzado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Ante esta situación, la Aemet ha activado la alerta, naranja o amarilla, en 7 comunidades -Asturias, Cantabria, Andalucía, Castilla y León, Región de Murcia, País Vasco y La Rioja- por fenómenos costeros adversos, y por fuertes rachas de viento superiores a los 70 kilómetros por hora.

Respecto a las temperaturas, Del Campo ha apuntado que durante el fin de semana y gran parte de la siguiente los valores se situarán por debajo de lo normal, sobre todo en la vertiente atlántica, y no se prevé alcanzar registros más propios del mes de junio hasta el fin de semana siguiente.

Por capitales de provincia, Murcia y Castellón registrarán este viernes la máxima con 30 grados seguidas de Valencia, Tarragona, Málaga, Gerona, Córdoba, Almería, Alicante y Barcelona donde los termómetros oscilarán entre los 25 y 29 grados; en el centro del país, Madrid, Toledo y Guadalajara no pasarán de los 20 grados. Por la noche, las mínimas descenderán hasta los 6 grados en Ávila, Burgos, Soria y La Rioja.

A partir del sábado, y paulatinamente se empiezan a sumar grados de forma generalizada con diurnas entre 25 y 30 grados en Albacete, Alicante, Almería, Barcelona, Castellón, Ciudad Real, Gerona, Granada, Jaén, Lérida, Málaga, Valencia, Murcia, Tarragona, Toledo y Zaragoza.

El domingo las máximas aumentarán en el interior de la península y, de forma localmente notable, en las Canarias, descenderán en el área mediterránea oriental y se mantendrán sin grandes cambios en el resto del país.

Este día -ha señalado el portavoz- los valores subirán "claramente", y aunque en el área mediterránea y en el valle del Guadalquivir se alcanzarán máximas de 30 grados, las cifras se sitúan todavía por debajo de los valores normales para esta época del año.

A partir del lunes próximo, el cielo estará ya poco nuboso y con temperaturas algo más altas, hasta dos grados más que la jornada anterior, sin embargo, entre el martes y el jueves, las predicciones apuntan a un aumento de la inestabilidad en toda la península.

"Se esperan de nuevo precipitaciones en áreas de Galicia, Cantábrico, Pirineos y en el entorno de los sistemas Central e Ibérico, sin descartar en cualquier punto del resto del país, e incluso del área mediterránea".
Durante esas jornadas, "las temperaturas, con toda probabilidad, volverán a descender en toda la península", ha observado Del Campo.

Con la llegada del fin de semana siguiente, y aún con incertidumbre, aumentará de manera gradual la estabilidad, y, a partir del viernes, es probable el predominio de tiempo estable y sin precipitaciones en gran parte del país, salvo alguna lluvias en el Cantábrico occidental y en Pirineos.

Para el fin de semana, comienzo del verano, el tiempo será más seco y soleado con temperaturas en aumento en toda la península, más propias ya de la estación, y que podría dejar registros altos en puntos del interior peninsular, con viento de levante en el área del Estrecho y Alborán, ha zanjado Del Campo.

Varias localidades de la provincia tendrán mínimas inferiores a siete grados
Comentarios