domingo. 04.12.2022
Un accidente al banquillo de los acusados

Seis años para resolver seis muertes: los mineros que se quedaron con 1% de oxígeno

Seis mineros fallecieron en el acto por invasión masiva de grisú en el Pozo Emilio del Valle de la Hullera Vasco Leonesa, otros ocho resultaron heridos
Homenaje a los seis mineros muertos en el Pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa. JESÚS F. SALVADORES
Homenaje a los seis mineros muertos en el Pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa. JESÚS F. SALVADORES

El 28 de octubre de 2013, a las 13.25 horas, se produjo en el Pozo Emilio del Valle de la Hullera Vasco Leonesa una invasión masiva de grisú que dejó el oxígeno por debajo del 1%, y causó la muerte inmediata de los seis trabajadores que en ese momento se encontraban en el taller de la planta 7ª del ala Este del macizo 7º del Grupo Competidora. Murieron José Antonio Blanco, de 43 años; Juan Carlos Pérez, de 41; Manuel Antonio Moure, de 44; Roberto Álvarez, de 36; José Luis Arias, de 45 y Orlando Gómez, de 44 años. Además resultaron heridos otros ocho mineros que acudieron a auxiliar a sus compañeros.

En marzo de 2018 la titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de León ordenó la apertura de juicio oral contra los 16 acusados, y declaró competente al Juzgado de lo Penal de León. Desde entonces se han sucedido una serie de recursos a la Audiencia Nacional, de los cuales al menos cuatro están pendientes de resolución. Sobre los interpuestos en un primer momento, hace un año que la Audiencia Provincial de León los desestimó y ratificó que «existen indicios suficientes de responsabilidad penal», a «título de probabilidad razonable».

Aunque advierte que «ello no significa ni mucho menos un anticipo de sentencia condenatoria».

El juicio se basará principalmente en las pruebas periciales. Está el informe de la Junta de Castilla y León, los presentados por los peritos de parte y de contraparte.

La petición del fiscal es de tres años y seis meses de cárcel para cada uno de los 16 encausados por el accidente, desde el presidente de la Vasco a los ingenieros y vigilantes. Les imputa seis delitos de homicidio por imprudencia grave, un delito de lesiones por imprudencia grave y otros seis de lesiones. El fiscal considera que «todos ellos incumplieron la obligación que legalmente les incumbía de facilitar las medidas necesarias para proteger la seguridad de los trabajadores». Su informe incide en que el accidente era «previsible y evitable», y se produjo debido a que los trabajos se realizaban en condiciones conocidamente peligrosas.

Homenaje a los seis mineros muertos en el Pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa. JESÚS F. SALVADORES

Homenaje a los seis mineros muertos en el Pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa. JESÚS F. SALVADORES

La Audiencia envía al juzgado de lo Penal el accidente de la Vasco, pendiente aún de recursos

La Audiencia Provincial de León ha rechazado el recurso interpuesto por tres de las víctimas que sobrevivieron al accidente en el Pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa en octubre de 2013, con el que da por concluida la investigación del siniestro y traslada la causa del juzgado de instrucción al de lo penal, concretamente al número 2. Sin embargo, la Audiencia tiene aún por resolver tres recursos de apelación y otro de apelación presentado por Aurelio del Valle, lo que en la práctica sigue paralizando el procedimiento por cuya agilización siguen clamando las familias de los seis mineros que murieron asfixiados aquel 20 de octubre.

La Audiencia señala que el juzgado «ha remitido ya la causa para que, por riguroso orden de reparto, sea asignada a un juzgado de lo Penal, órgano competente para la celebración del juicio». Desde las defensas de las víctimas mortales apuntan que hasta que no se resuelvan los cuatro recursos pendientes no podrá llevarse a cabo el procedimiento efectivo, que se resume en un documento de casi 4.400 folios y que todavía tardará en ser resuelto.

El último auto de la Audiencia Provincial rechaza las pretensiones de tres de los mineros que resultaron heridos al acudir a rescatar a sus compañeros. En el caso de uno de ellos se señala que sufrió trastorno de estrés postraumático por las labores de rescate en las que participó, que le llevó a una incapacidad permanente para el ejercicio de su profesión y a sufrir varias secuelas.

Los recurrentes

La celebración del juicio está pendiente aún de la resolución de otros recursos presentados el auto del juez de instrucción se refiere a los hechos ocurridos, y que no tiene por qué incluir las pretensiones de cada parte, ya que estas deben hacerse valer en la fase de enjuciamiento, pero «no en este momento procesal». Por lo que las consecuencias de las lesiones deben ser analizadas en una fase posterior del procedimiento.

Desestima también la Audiencia Provincial el recurso de otros dos supervivientes al accidente, que fueron también declarados incapacitados permanentes a causa del rescate que protagonizaron tras el accidente. Lo hace con los mismos argumentos, señalando que las secuelas que han sufrido no son objeto de análisis en esta fase procesal, ya que «sería a todas luces precipitado». Incide en que «lo propio de esta resolución es recoger el hecho punible y su atribución a las personas»; por lo que las consecuencias de este hecho «y su alcance no es imprescindible que se recojan en esta resolución, salvo que ello determine la competencia del tribunal; ni por tanto ser motivo de su revocación, debiendo ser determinadas en el momento del enjuiciamiento después de la práctica a la correspondiente prueba procesal», señala.

Los recursos de apelación de los tres mineros que sobrevivieron al accidente pero sufrieron secuelas por haber participado en el rescate de los fallecidos son así desestimados por la Audiencia Provincial. Queda concluida la investigación y traslada el caso al juzgado de lo penal; pero tiene aún pendientes por resolver otros recursos que impiden en la práctica que el procedimiento sea juzgado definitivamente, según apuntan desde las defensas de los mineros fallecidos.

Seis años para resolver seis muertes: los mineros que se quedaron con 1% de oxígeno
Comentarios