jueves 21/10/21

La apicultura ecológica enriquece la biodiversidad y combate la llamada España vaciada

En tiempos de pandemia, y con media Europa con restricciones para frenar la segunda ola de contagios de la covid-19, cada vez más habitantes de las ciudades buscan alternativas más ecológicas y sostenibles para reencontrarse con la naturaleza y «escapar» de los contaminados entornos urbanos y las insanas aglomeraciones.

A su vez, las pequeñas poblaciones españolas buscan atraer a los decepcionados con las prisas del supuesto progreso digital, y así contribuir también a luchar contra la «España vaciada». Para lograrlo, hay múltiples proyectos, por toda la geografía española.

Uno de ellos amalgama varias ideas: fomentar la sostenibilidad y la biodiversidad, contribuir a que los pueblos no se vacíen y crear puestos de trabajo a escala local. Es el que desarrolla el entusiasta experto en apicultura Miguel Ángel Casado, expresidente de la Asociación Española de Apicultores y de la Asociación de Apicultores de la Alcarria, junto con un grupo de profesores igual de comprometidos que él del Instituto de Formación Profesional Sierra de la Virgen en Illueca (Zaragoza), un pueblo de 3.000 habitantes de la comarca aragonesa del Aranda.

Miguel Ángel es además alcalde de su pueblo, Hombrados, provincia de Guadalajara, a 18 kilómetros de Molina de Aragón, que cuenta con apenas 32 habitantes, aunque pronto, confía su alcalde, «llegarán más personas para establecerse», cuando la situación sanitaria lo permita, intentando alejarse de las restricciones y las aglomeraciones, especialmente en estos complejos tiempos de pandemia.

Y es que comarcas como la de Illueca han sufrido una «sangría» de población en los últimos años debido a una crisis económica que, sobre todo desde 2008-2009, ha castigado duramente a una de sus principales industrias locales, la del calzado.

Como contrapartida positiva, desde hace un par de años muchas personas emprenden el camino de retorno al mundo rural, lejos de la presión urbana, aunque para ello hace falta crear las condiciones laborales adecuadas, sobre todo si se trata de volver a atraer a los jóvenes.

La apicultura ecológica enriquece la biodiversidad y combate la llamada España vaciada
Comentarios