domingo 5/12/21

Apuesta por una marca de calidad para toda la montaña de León

Los participantes en la mesa redonda La Montaña de León, turismo y ganadería, han coincidido en que la unión hace la fuerza y han apostado por que los municipios de la cordillera Cantábrica leonesa trabajen en conjunto para impulsar la promoción y el crecimiento de un territorio que tiene un gran potencial en el ámbito del turismo y de la ganadería, especialmente. Se ha valorado el gran trabajo de los grupos de acción local para dinamizar el territorio y también la necesidad de profesionalizar las actividades turísticas y ganaderas, creando sinergias que generen nuevos proyectos en su entorno.

Marta Garcia, gerente de Cuatro Valles

Con 28 años trabajando en desarrollo, en una zona que abarca 25 municipios de la Montaña Central y Occidental, Marta García ha constatado que en su territorio el turismo, la ganadería y el sector agroalimentario son los sectores productivos fundamentales, aunque el GAL es en el turismo donde tiene mayor capacidad de actuación. Apuesta por dar a conocer el “inmenso patrimonio natural y cultural del territorio”, con el daño que ha supuesto la pérdida de 15.000 habitantes desde finales del siglo pasado y una densidad de población que cae hasta los 3 habitantes por kilómetro cuadrado en algunos municipios como Riello o Murias de Paredes. “Somos inaesquibles al desaliento”, añade, porque hay “mucho potencial y recursos impresionantes” en plena Reserva de la Biosfera, sabiendo conjugar la acción del hombre con el medio. En general, es difícil vender porque la gente no lo conoce. Hay que huir del localismo y vender algo más global como la Montaña de León, una marca que debe tener contenido y que debe salir de la cooperación. García defiende también el gran potencial de los habitantes del territorio, “personas perfectamente formadas”, porque hay que atraer población pero también “sujetar a las empresas, donde hay gente joven que apuesta por quedarse en el territorio”. Destaca el papel de la Asociacion de Ganaderos de la Montaña, que apuestan por el territorio, que tienen que adaptarse a las nuevas tecnologías.

El turismo  también ha evolucionado con empresas que organizan actividades en torno a un turismo de experiencias, “creando sinergias generaremos proyectos tractores que pueden atraer otros proyectos”. Destacó dos grandes proyectos en marcha, Cuatro Valles Montaña Digital, que combina turismo y ganadería con fondos europeos atrayendo al consumidor al lugar donde se genera ese producto de calidad y sostenible que degusta. Otro es Cuatro Valles Territorio Rural Inteligente que pretende promover proyectos con un enfoque integral y transversal. Señala que los fondos que aun no han llegado “siguen planteando actuaciones en sectores estanco”, pero “pensamos que con un enfoque integral con una inversión de 6 millones podríamos financiar un proyecto para los 25 municipios del GAL, que daría solución a muchos sectores”. Marta García apuesta por una unión efectiva de los territorios de la montaña de León para promocionar un producto conjunto, pero advierte de que sin las nuevas tecnologías y el acceso a internet no será posible avanzar por lo que apela a la implicación de todas las administraciones.

Mario Rivas, alcalde de Villablino

El alcalde de Villablino apuesta por recoger la base ganadera de la comarca, que ya existía antes de la implantación de la minería, para construir un futuro para Laciana. Rivas considera que la ganadería y el turismo pueden ser la base económica del municipio y los elementos para “poder asentar población y frenar la pérdida que nos está lastrando, especialmente por el cierre de la minería”. El alcalde lacianiego apuesta por la profesionalización de la ganadería, para lo que se necesita apoyo y una formación profesional en torno al sector. Se trata de apostar por la ganadería de extensivo, “que aproveche las brañas y el patrimonio natural” del territorio, como un apoyo básico para los jóvenes ganaderos. Rivas destaca que a la provincia de León le falta el aprovechamiento de un producto específico ligado a una IGP ganadera, y apuntó que la recuperación de la raza mantequera leonesa  “es una gran noticia”.

Coincide con sus contertulios en la necesidad de promover la unión entre las comarcas de la cordillera, con una marca de la montaña leonesa que surja de un territorio unido y que nos permite “ser diferentes”. Consciente de que la minería ya es pasado, asegura que el futuro está  en fomentar el turismo de la mano de la ganadería, con una apuesta por la profesionalización en ambos sectores, tan vinculados al paisaje y que “forman parte de nuestra identidad”. 

También destaca la necesidad de buscar un equilibrio para la convivencia entre actividades como la ganadería y el avistamiento de especies, como el oso pardo, que califica como un “recurso turístico excepcional”. Pero siempre aplicando medidas que compensen “no sólo las pérdidas sino también el trabajo y el esfuerzo de cada uno de ellos. Asegura que Laciana está acostumbrada a esa convivencia, pero es necesario “avanzar rápidamente” para hacer compatibles por ejemplo el turismo de montaña y el pastoreo y denosta la  sobreprotección del lobo que va “en perjuicio del desarrollo del territorio en torno a la ganadería”·  Defiende el pastoreo con mastines como uno de los “mejores métodos de protección” contra los ataques del lobo. 

La mina ha pasado y en el futuro es muy importante tener territorio unido, con una marca de la montaña leonesa que nos permite ser diferentes, habremos avanzado. La ganadería y el paisaje forman parte de nuestra identidad, 

Fernando Moreno, alcalde de Riaño

El alcalde de Riaño defiende el valor de la ganadería en su comarca, que “ha hecho que el paisaje que vemos sea como es”. “Hemos pasado a una ganadería extensiva donde el ganado pasta a sus anchas”, con una influencia decisiva de la PAC, que condiciona “hasta al ganadero más pequeño”. En este sentido, Moreno reclama que las normativas se adapten a la montaña leonesa, con las características especiales de la Cordillera Cantábrica,  influenciado por la PAC, ahora mismo no vemos la importancia que tiene la normativa europea. El ganadero más pequeño está marcado por esa política agraria. Está afectado directamente. Tanto precios, sistema producción como subvenciones están enfocadas a un tipo de actuación que obliga a los ganaderos.

La política europea afecta desde el turismo,  España se propuso como destino turístico a nivel europeo y se consigue a través ayudas europeas. Ahora estamos perdiendo desde las comarcas el margen de actuación de los vecinos hacia donde nos quermos dirigir.

Solo nos queda una producción kilómetro 0 directa al consumidor, mucho margen de actuación. Podemos enfocar productos directos de la propia ganadería, podemos presumir de selectas y buenas carnes, en zonas naturales. Hay que venderlo. León se está poniendo como pilar en sector turístico para mantener la población.
El turismo es un mercado muy fuerte y el consumidor sabe que  nuestro producto tiene una calidad exquisita. El producto para venderlo hay que hacerlo atractivo, a fecha de hoy no nos creemos el producto que tenemos.. Hay que ganarse la marca León, apostar por ella y trabajarla. 

También hay que saber poner en el mercado el potenciar turístico y ganadero . Hay mucha gente que pasa por estas zonas  y le impresiona lo que ve. No sabemos vender el producto, ahora se está empezando y es necesario dar a conocer el producto para poder venderlo. La normativa de grandes superficies no puede ser igual para todos. Un joven ganadero  para instalarse en la comarca de Riaño puede tener muchos problemas porque para hacer una nave le exigen medidas de superficie que allí no existen. Además, las distancias  a cascos urbanos también hay que replantearselo en la cordillera

Silvia Herreros, técnico sociocultural y turístico del Ayuntamiento de Rioseco de Tapia

Existen nuevos yacimientos de empleos para la mujer rural. Hace 25 años empecé a trabajar en el sector, cuando en Europa se veía el turismo en España como número uno. Soy hija de un productor que sufrió el éxodo rural de los  años 60, mis padres se conocieron emigrando y se fueron porque no había trabajo aquí.

La zona donde trabajo es de municipios pequeñitos, donde  lo primero es conectar con el pueblo, el turismo rural y las ayudas que vienen de Europa. Son escasos los vecinos en nuestra localidades, 385 habitantes. Se deben de unir llaves, que las tienen los políticos, porque el trabajo es intentar llegar a todos. Son escasos los niños, con solo seis niños inscritos y eso es un indicador de lo poco que hay para tener gente viviendo. La gente necesita muy buenas comunicaciones y fondos europeos en la comarca porque es algo que se nota muchísimo y los políticos deberían unirse y aprovechar las infraestructuras buenas y  los polígnos para atraer ideas y plasmarlas, contratando personas  especializadas en conseguir objetivos con una trazabilidad  fiable. Es la senda para conseguir empuje.  No se puede tener hijos de repente y las familias trabajo. No dejan de irse vecinos cada día, es una perdida de talento, que vuelven en verano pero no están aquí a diario. Trabajar el día a día con los vecinos para conseguir una idea fuerte entre varios ayuntamientos mancomunados, unidos con una buena idea para llevar a cabo un proyecto ahora que vienen ayudas europeas. Hay gente muy válida.

Apuesta por una marca de calidad para toda la montaña de León