jueves. 09.02.2023

El Programa Antídoto exige a la Consejería que «deje de dañar y poner en peligro el medio ambiente y la salud pública con estas campañas, y afronte la cuestión de forma seria y rigurosa, partiendo de la consideración de que, si hay plagas, estas son consecuencia de una mala gestión agrícola y del manejo de los hábitats». En este sentido, recuerdan que los años 1997, 2008 y 2011 las plagas finalizaron de forma simultánea en zonas tratadas con veneno y en las no tratadas, puesto que las poblaciones colapsan de forma natural con el frío, hecho reconocido por el Mapama desde los años 80.

Apuntan a la «mala gestión agrícola»