martes 02.06.2020

Aragón firma su protocolo de actuación con 88 propuestas

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aegesen, el vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Mario Rivas en representación de los municipios, firmaron ayer de forma telemática el Protocolo de Actuación que desembocará _una vez se sustancie su elaboración participada por los agentes del territorio_ en la firma del Convenio de Transición Justa para Aragón.

Su objetivo es permitir a los agentes económicos y sociales de la zona afectada por la transición energética que formen parte activa del proceso de transformación económica en su territorio, aportando iniciativas que serán la base sobre la que se elaborará el Convenio de Transición Justa.

Con la declaración del Estado de Alarma a causa del Covid-19, todos los plazos administrativos se han suspendido, incluidos los de este proceso de participación.

Pero la situación de emergencia sanitaria no ha impedido a los diferentes agentes seguir realizando sus aportaciones y son ya 82 las propuestas remitidas por empresas, ayuntamientos, gobierno autonómico, administraciones comarcales, asociaciones empresariales y ONG’s, entre otros.

La primera fase del proceso de participación para la recepción de las aportaciones de los agentes del territorio finalizará una semana después de que se levante la suspensión de los plazos administrativos.

De los 82 proyectos recibidos, un número significativo está directamente relacionado con la transición energética y, en particular, con iniciativas para la puesta en marcha de instalaciones de producción de energías renovables (fotovoltaica, eólica o biomasa) y con el refuerzo de la cadena de valor renovable a través de proyectos para la fabricación de componentes, la formación o la logística.

Otro grupo de propuestas nace de la tradición minera de la zona, apostando por la puesta en valor del patrimonio, la restauración ambiental e ideas para usos no energéticos del carbón.

La agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria representa el grueso importante de las iniciativas recibidas, algunas de ellas de especial interés por su perspectiva innovadora y sostenible. Otras propuestas tienen que ver con la industria manufacturera, incluyendo proyectos de alta innovación relacionados con la fabricación de nuevos materiales alternativos.

Finalmente, hay proyectos para avanzar en la gestión de residuos y la economía circular, la economía de los cuidados y los servicios empresariales.

Aragón firma su protocolo de actuación con 88 propuestas