sábado. 03.12.2022

La organización agraria Asaja denunció ayer «que la mayoría de los ganaderos de vacuno de leche de la montaña» han recibido estos días la denegación de las ayudas de la PAC dada la calificación mixta de sus explotaciones —producen leche y carne—, «algo común» en esta zona de León, donde las granjas crían vacas pardas, aptas para ambos tipos de producción, en vez de frisonas.

Según Asaja, la Junta introdujo un cambio normativo en la aplicación de la nueva PAC cuando ya se habían tramitado las ayudas de 2015 y al que se dio poca publicidad, de forma que los ganaderos no solicitaron el cambio de calificación a lechera de sus explotaciones. Así, estos productores «han cobrado las ayudas como vacas de carne», sin recibir las cantidades correspondientes a las reses para producir leche.

Asaja, que apuntó que esta situación no se había producido hasta la reforma de la PAC, solicita a la Junta que admita los recursos que se han presentado y recuerda que algunos de los afectados han estado semanas tirando la leche a falta de comprador.

El director general de Política Agraria Comunitaria, Juan Pedro Medina, señaló por su parte que se advirtió a los ganaderos de la necesidad de cambiar la calificación zootécnica de las explotaciones y añadió que el problema «afecta a diez» granjas, de las que han recurrido la denegación de ayudas a las vacas lecheras ocho. Los recursos «se resolverán de forma coherente a su orientación productiva», dijo.

Asaja critica que denieguen ayudas a explotaciones mixtas
Comentarios