miércoles 25/5/22

La Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo (Ascel), promotora de la inclusión de este animal en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), asegura que se cumplen los requisitos legales para ello.

Fuentes de Ascel recuerdan que presentaron la solicitud al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico en octubre de 2019 y en mayo de 2020 se publicó el dictamen de un comité de «19 científicos independientes» que recomendaba su inclusión en el Lespre.

Este dictamen lo avala al entender que la «información pone de manifiesto su importancia como patrimonio cultural, científico, así como los servicios ambientales que produce la presencia de este carnívoro en los ecosistemas».

El Real Decreto 139/2011 de 4 de febrero, para el desarrollo del Lespre y el Catálogo Español de Especies Amenazadas, indica que para incorporar una especie en el listado habrá que aportar información científica, al menos, en relación al valor científico, ecológico, cultural, singularidad, rareza o grado de amenaza de la especie así como las referencias de los informes y publicaciones científicas.

Ascel recuerda que se trata de una decisión avalada por 19 científicos