domingo. 26.06.2022

La Asociación Autovía León-Braganza desmintió ayer al portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes autonómicas, Alfonso García Vicente, que había declarado ante el Pleno que es necesario conocer la posición del Gobierno del país vecino antes de proponer la inclusión de la autovía en el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi), que contempla las actuaciones para el periodo 2013-2023.

Los populares rechazaron una proposición no de ley de las filas socialistas bajo el argumento reseñado y su portavoz ofreció una enmienda para que el Ejecutivo central «considere la inclusión de la León-Braganza en el Pitvi en coordinación con el país luso».

La asociación considera que García Vicente careció de rigor y le invita a documentarse «antes de hablar en sede parlamentaria». Así, «sólo con hablar con el consejero de Fomento» hubiera conocido «la plena disposición» del Gobierno luso a acometer su parte del proyecto, «manifestada por el secretario de estado de Obras Públicas e incluso por el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, que lo ha mencionado expresamente».

La asociación «reclama seriedad» al portavoz popular, después de «cuatro años sabiendo esa disposición y teniendo en cuenta que lo que se está pidiendo es apoyar su inclusión en el Pitvi, es decir, su registro documental, no que se ejecute pasado mañana». Además, considera «una falta de respeto hacia multitud de colectivos, entidades, empresarios, sindicatos, ayuntamientos, transportistas, etcétera tanto de Zamora y León, como de Asturias y del norte de Portugal; incluso a las propias Cortes, que en dos ocasiones ya habían considerado, por unanimidad, la importancia de esta infraestructura».

El comunicado solicita a las «agilidad al Grupo Popular en las Cortes», ya que el Pitvi se cerrará la próxima primavera, para que «de acuerdo con su propia enmienda, lo trasladen de inmediato al Ministerio de Fomento».

La asociación de la autovía León-Braganza recuerda que Portugal respalda la actuación
Comentarios