domingo 22/5/22
Árbol de Navidad de Saludes. DL

La Asociación Cultural El Salvador, de Saludes de Castroponce, pedanía perteneciente al municipio de Pozuelo del Páramo, denuncia que el ayuntamiento le prohíbe instalar el alumbrado navideño como venían haciéndolo en años anteriores.

Según explican en una nota de prensa, desde el año 2017 la Asociación Cultural El Salvador, de Saludes de Castroponce, se encarga de decorar el pueblo en estas fechas, como se hace en otras muchas localidades. Gracias al trabajo de numerosos voluntarios y a las aportaciones de todos los socios han ido adquiriendo y fabricando adornos año tras año, que se colocaban por el pueblo con el visto bueno del ayuntamiento para su enganche al alumbrado público. La sorpresa llegó la pasada semana, cuando el Ayuntamiento respondió a la solicitud de permiso de este año con un «‘no es posible acceder a su petición de permiso de conexión del alumbrado navideño’, sin más explicaciones, y con la decoración de la plaza Mayor preparada para enchufar, la negativa no se comprende en el seno de la Asociación», aseguran.

«La Asociación El Salvador se recuperó en 2015 para darle vida al pueblo con actividades de todo tipo. Realiza una labor transversal que es ajena a la política municipal y a cualquier rifirrafe relacionado con ella» señalan desde la junta directiva.

Palos en la ruedas

«Sin embargo, desde el año pasado no encontramos más que palos en las ruedas por parte del ayuntamiento, pensando que perjudican a un rival político, cuando lo que hacen es machacar a la asociación, a sus 270 socios (entre los que se encuentra algún dirigente municipal) y al pueblo en general. Los pueblos decaen por actitudes como estas».

Explican desde la Junta Directiva que «desde que pusimos luces por primera vez, el ayuntamiento coloca alumbrado en las otras dos localidades del municipio, dos luces por pueblo, mientras que la asociación de Saludes dispone de 15 tiras de luces y adornos de distinto tamaño, además de colocar en la plaza Mayor un árbol de Navidad. Nunca nos hemos quejado por este menosprecio, y ahora nos encontramos con la prohibición de colocar nuestras luces», aseguran en su escrito.

Solución: decorar las casas

Ante la adversidad, la junta directiva de la asociación cultural ha encontrado una alternativa: repartirán las luces entre los vecinos para que las coloquen en sus casas, y así conseguir que la iluminación se mantenga, aunque cambie de su ubicación habitual de años anteriores.

Una asociación denuncia que el consistorio le prohíbe instalar el alumbrado navideño
Comentarios