sábado 26/9/20
Polémica campo-ciudad

Nueve asociaciones ecologistas se alían contra la ley de caza

Alegan que no se justifica que algunas especies sean cinegéticas
Cazadores en una batida en León. DL
Cazadores en una batida en León. DL

Nueve asociaciones ecologistas de la Comunidad se han opuesto al anteproyecto de ley de gestión sostenible de los recursos cinegéticos de Castilla y León, sometida a información pública hasta el 17 de enero y a la que han presentado diferentes alegaciones. Así lo expresaron ayer las asociaciones Ecologistas en Acción Castilla y León, WWF España, Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (Acenva), Colectivo Azálvaro, Galerida Ornitólogos Abulenses, Asociación URZ ,Salamanca Natural, Asociación de Naturalistas Palentinos (Anpa) y Asociación Recuperación del Bosque Autóctono (Arba Valladolid).

Las asociaciones denuncian públicamente que el anteproyecto de ley de caza declara especies como cinegéticas y épocas de caza sin adecuada justificación. Tal es el caso, por ejemplo, de la inclusión de la tórtola en la lista de especies cinegéticas, cuando los datos indican un muy claro descenso poblacional, han señalado.

A juicio de estos colectivos, lo exigible sería que este aspecto se regule por normas más flexibles como un Decreto y una Orden, en especial en un medio natural sujeto a los vaivenes del cambio climático y las dinámicas poblacionales de las especies.

Sin embargo, esto exige un esfuerzo de gestión y de realización de estudios que permitan definir el estado de conservación y fenología de las especies a cazar, «que la Junta de Castilla y León no ha realizado durante décadas» como apuntan que demuestran numerosas sentencias judiciales contra esta administración.

Por otro lado, explican que la futura ley prioriza la caza frente a otros usos en vez de regularlos para que sean compatibles y no entren en conflicto, incluso con los tradicionales del medio rural.

«Tales privilegios los extiende hasta llegar a responsabilizar al resto de usuarios de no haber adoptado medidas para evitar situaciones de riesgo», han afirmado las asociaciones, que han puesto como ejemplo que cuando se transita por caminos donde se puede cazar con armas gracias a un texto redactado de tal manera que puede poner en tela de juicio los derechos de uso y tránsito por las vías públicas reconocidos por otras leyes de mayor rango.

Además de estas «graves deficiencias», las asociaciones ecologistas de Castilla y León han presentando alegaciones a múltiples cuestiones de este anteproyecto de ley que muestran su «clara incompatibilidad» con la conservación del medio natural, ya que la Ley consolida y amplía prácticas de tipo intensivo o relacionado con la caza de especies cinegéticas provenientes de jaula o corral. Así, concretan que se autorizan superficies cercadas para caza mayor de baja superficie, cotos de caza mayor intensivos y sueltas de animales criados en granjas sin el necesario control genético y ello provoca «problemas sanitarios por el confinamiento de las reses y la pérdida de integridad genética de especies autóctonas».

Nueve asociaciones ecologistas se alían contra la ley de caza