jueves 27/1/22
                      Durante el día de ayer se celebró la exhibición de los mejores ejemplares. ARAUJO
Durante el día de ayer se celebró la exhibición de los mejores ejemplares. ARAUJO

El recinto ferial de Las Rozas acoge durante este fin de semana la vigésimo quinta edición del Certamen Provincial de Asturiana de los Valles en donde participan un total de 160 reses vacunas de treinta ganaderías de los municipios de Villablino, Palacios del Sil, Luna, Cabrillanes, Reyero y San Emiliano.

Un concurso que año tras año ha ido cogiendo auge y fuerza, teniendo en cuenta los datos desde el año 2014, cuando participaron 135 reses de 22 ganaderías distintas, en los años sucesivos han ido aumentando el número de reses así como de ganaderías participantes, llegando al año 2018 con un total de 206 cabezas de 37 ganaderías. En este sentido, el alcalde de Villablino, Mario Rivas explica que este aumento obedece a las ganas de los ganaderos de promocionar su producto, así como haber conseguido en ese momento que las reses no tuvieran que pasar por ciertas pruebas sanitarias. Si bien, unos datos que vuelven a descender al año 2019, concretamente hay 166 animales de 32 ganaderías, a consecuencia de retomar esas pruebas sanitarias que el año anterior se habían eliminado, algo que causó malestar entre los ganaderos. Por otra parte, según Rivas los ganaderos intentan presentar animales de mayor calidad siendo selectivos dentro de su ganadería, por lo tanto aportan un numero de reses menor de cada explotación. Un concurso que el año pasado debido a la crisis sanitaria no se pudo realizar y que este año se retoma con un total de 160 animales de 30 ganaderías diferentes. «Los datos de este año son buenos teniendo en cuenta las condiciones en que nos encontramos», matizó el regidor lacianiego.

Cada vez son más las personas jóvenes que apuestan por este sector, y es que de las 30 explotaciones presentadas al concurso 16 pertenecen a jóvenes ganaderos, así en Laciana se encuentran 15 ganaderías, de las cuales cinco son regentadas por gente joven, los cuales reivindican un mayor apoyo de la administración. «Es un mundo abandonado, necesitaríamos que nos den más ayudas y sin tantas trabas», matizó un ganadero, a la vez que recordó que «el trabajo se lleva bien pero hay mucho tema de papeleo que se tiene que hacer y podemos estar más perdidos», destacó. Mientras que otro ganadero pedía «mayor dureza para las medidas del oso y el lobo, y mirar más para el sector», así como valorar más el producto alimenticio. «Con la pandemia se ha visto que hay que tirar por el producto nacional», matizó. Mientras que Rivas recordó que hace falta más personal en la unidad veterinaria de Villablino, y destacó que la administración debe tomar medidas con los ataques de las alimañas y apostar por el sector.

El Asturiana de los Valles confirma el crecimiento ganadero en Laciana