sábado. 04.02.2023
La presunta estafa a la junta vecinal que invirtió dinero público en el metal asciende a más de 760.000 euros

La ausencia de una letrada retrasa el juicio sobre el «oro de Quintanilla»

El juicio que celebra la Audiencia Nacional sobre la presunta estafa a la junta vecinal de Quintanilla de Somoza que invirtió en 1993 8
El acusado Antonio N. V., en la imagen, a la salida de la Audiencia Nacional
Pese a que ninguna de las partes presentó inconveniente en que la sesión se celebrara aun con la ausencia de la letrada, el juez de la Audiencia decidió posponer la sesión para hoy «para preservar los intereses y los derechos a tutela judicial» de las dos personas representadas por la abogada, cuya defensa no fue asumida por ninguno de los tres letrados restantes de las diferentes acusaciones particulares. El juez decidió también requerir una explicación a Dolores Moreno por su ausencia y, a petición del fiscal, se comprometió a estudiar posibles medidas disciplinarias. Reconocimiento del acusado Para el día de ayer estaba prevista la declaración de los otros tres acusados por la presunta estafa, que asciende en todo el territorio nacional a unos seis millones de euros, de los que la junta vecinal de Quintanilla reclama unos 760.000. El principal acusado, Jacinto González, reconoció el pasado lunes la mayoría de los hechos que se le imputan (aunque matizó el montante global de lo que debe y aseguró que nunca utilizó el dinero con ánimo de lucro) así como confesó que no había invertido el dinero que le otorgó en 1993 la junta vecinal de Quintanilla (144 millones de pesetas, unos 865.000 euros) para que invirtiera en oro con una rentabilidad anual para la pedanía del 14%. Los fondos, que iban a su cuenta corriente, se utilizaron, según la declaración del acusado, a saldar las deudas de la compañía que creó (Cosem) y a devolver los intereses de anteriores clientes. El jueves, comparecencia De hecho, el acusado llegó a reconocer que prácticamente no había invertido en oro nunca. Aseguró, del mismo modo, que en la actualidad carecía de liquidez y vivía «de la caridad». También estaba prevista para ayer la comparecencia como testigos de tres miembros de la junta vecinal de Quintanilla que compró oro en 1993, y que fueron juzgados en su día por la utilización del dinero público, que en su mayoría procedía de los beneficios por la ubicación del campo de tiro del Teleno. La declaración de estos testigos queda aplazada para mañana jueves. En un principio para hoy estaba prevista la declaración de la presidenta de la actual junta vecinal de Quintanilla, Mariluz Fernández y la de un buen número de testigos (los afectados superan los setenta), aunque las declaraciones de los tres acusados podrían posponer estas comparecencias. A buen seguro, y a la vista de las impresiones de todas las partes, el juicio, cuya finalización estaba prevista para el viernes, podría prolongarse durante la próxima semana.

La ausencia de una letrada retrasa el juicio sobre el «oro de Quintanilla»
Comentarios