viernes 3/12/21
Imagen del Canal de Villares. JESÚS F. SALVADORES

El Servicio Territorial de León de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha publicado el anuncio por el que se exponen a información pública las bases provisionales de la concentración parcelaria de la zona regable del Canal Alto de Villares y Presa de la Tierra.

Se trata del primero de los documentos que irán conformando la nueva distribución de la propiedad. En este sentido, durante un mes se podrán formular alegaciones verbales o escritas, tanto sobre la titularidad como sobre la clasificación de la tierra, a estas bases provisionales.

El acuerdo estará disponible en todas las entidades locales inmersas en el procedimiento concentrador, encontrándose depositada la documentación íntegra para su consulta en el municipio de Villarejo de Órbigo por ser el municipio con más superficie afectada por la concentración parcelaria.

Agricultura advierte especialmente a los cultivadores de fincas (arrendatarios, aparceros, usufructuarios, etc.) y a los titulares de hipotecas o cualquier derecho sobre las mismas, que deben asimismo, dentro del plazo señalado, comprobar si su derecho ha sido reconocido por el propietario en el Boletín Individual de la Propiedad, ya que en dicho impreso deberá figurar su nombre o la finca que cultiva o se halle gravada a su favor.

Las obras que se van a llevar a cabo —con una inversión de 5.021.457 euros— consistirán en la mejora y/o adecuación de la red de caminos existentes y la construcción de nuevos caminos de acceso a fincas.

Se hará un nuevo trazado de la red de desagües y se limpiarán y ampliarán los existentes. Además, se realizarán las obras de fábrica necesarias como pasos, caños y salvacunetas.

Esta concentración abarca 3.902 hectáreas pertenecientes a 4.450 propietarios que van a ver como el tamaño medio de sus parcelas se duplicará pasando de las 0,4 hectáreas actuales a las fincas resultantes de la concentración que tendrán una extensión media de 0,8 hectáreas.

Los procesos de concentración parcelaria implican una serie de beneficios económicos, sociales y medioambientales en los territorios afectados, entre los que destacan una contribución a la generación de actividad económica y al relevo generacional en el medio rural, mejorando la rentabilidad de las explotaciones mediante un aprovechamiento más eficiente de los medios de producción.

Mejora de competitividad

Las concentraciones parcelarias también contribuyen a la mejora de la competitividad de las explotaciones agrarias con una disminución de un 44 % en las distancias recorridas entre la situación previa y posterior a la concentración y un ahorro de combustible, con una reducción de distancias.

Avanza la concentración del Canal Alto de Villares y Presa de la Tierra
Comentarios