domingo 23.02.2020

Avescal reclamará al TSJ que anule la adjudicación del saneamiento ganadero

Solicita a la sala la suspensión inmediata del contrato como medida cautelar.
Avescal reclamará al TSJ que anule la adjudicación del saneamiento ganadero

Ante la resolución del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (Traccyl) por la que se desestima el recurso interpuesto por la cooperativa de servicios veterinarios Avescal contra la adjudicación del contrato de la campaña de saneamiento ganadero a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Eulen, S.A.-Biotecnal, S.A, Avescal ha anunciado al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) la interposición de un recurso contencioso administrativo, por el que solicita a la sala, como medida cautelar, la suspensión inmediata del procedimiento de formalización y ejecución del contrato.

Entre los argumentos que defiende Avescal en su recurso, indica que la ejecución del contrato por parte de las empresas en UTE, carentes de solvencia y experiencia en materia de saneamiento ganadero, supone un atentado y un palmario riesgo para la salud pública de los castellanos y leoneses. Asimismo, aporta dos actas notariales acreditativas que demuestran la falta de personal veterinario en la UTE exigido para ser adjudicatarias del contrato.

Respecto a la vinculación de Biotecnal, S.A. con los servicios objeto del contrato, Avescal mantiene que la resolución omite cualquier razonamiento que permita relacionarlos, siquiera indirectamente con su objeto social (la tecnobromatología industrial), y que no lo hace, precisamente, porque no existe ninguna relación técnica, científica ni jurídica entre los campos de la bromatología y la ciencia veterinaria. Por ello, asiente que Biotecnal no tiene la solvencia requerida en los pliegos para ser adjudicataria del contrato y, que por extensión, Eulen, S.A. que no aporta la clasificación requerida y que no puede valerse de la inexistente clasificación de Biotecnal, S.A. para ejecutar los servicios licitados.

El objetivo principal del contrato es la realización de actuaciones de carácter sanitario sobre los animales de la cabaña de Castilla y León, encaminadas a la vigilancia, prevención, control y erradicación de enfermedades en los animales. Una labor, que según la empresa recurrente, al prescindir de especialistas en este entorno, el riesgo para la salud pública que supone este hecho se transforma en un peligro real. Una opinión también compartida por otras instituciones públicas independientes, ya que como se indica en las conclusiones del informe del Consejo General del Colegio de Veterinarios de España, que acompaña al recurso administrativo especial interpuesto por Avescal, «prescindir para este proyecto de un servicio veterinario con la formación, experiencia y dedicación adecuadas y demostradas, dejándolo en manos de empresas que no demuestran una capacidad suficiente de actuación técnico-veterinaria, podría dar al traste con los resultados obtenidos tras muchos años de trabajo y de inversión pública».

La no suspensión del procedimiento de formalización y ejecución del contrato traerá la disolución de la recurrente, al verse privada de su principal actividad y fuente de ingresos.

Avescal reclamará al TSJ que anule la adjudicación del saneamiento ganadero