jueves 21.11.2019

Azucarera prevé unos ingresos para los agricultores de 3.900 € por hectárea

DL | Redacción


Azucarera estima que los cultivadores de remolacha que se acogieron al sistema de contratación que anunció en diciembre percibirán unos ingresos medios de unos 3.900 euros por hectárea, ante la mejora de los precios del azúcar en los mercados internacionales, el aumento de los rendimientos en parcela con respecto al año pasado y el aumento de la cuantía de las ayudas. De esta forma, el productor se situaría en los niveles de rentabilidad que ofrecía el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI), por el cual percibía entre 39 y 42 euros por tonelada de remolacha tipo. El AMI espiraba con la campaña que empezará en otoño, si bien la compañía se acogió a la caída en picado de los precios del azúcar, que se registró tras la apertura del mercado europeo, para dar por finalizado el convenio.


Azucarera ha constatado «la magnífica evolución del cultivo» en la zona norte. Las muestras obtenidas en la última semana de agosto reflejan unos primeros resultados que se sitúan por encima de los «obtenidos la campaña pasada a finales de septiembre». La industria señala que la mejora se debe «a las condiciones climáticas favorables» y «al esfuerzo de los agricultores y técnicos para tomar las mejores decisiones agronómicas en cada parcela», con la puesta en marcha de un sistema de alertas para hacer frente a la enfermedad de la cercospora. De esta manera, la campaña 2019/2020 podría situarse en la zona norte «en línea con los años de mejores rendimientos».



Un incremento del 30%


En este contexto, la industria «estará en disposición de anticipar parte del complemento vinculado a la evolución del precio del azúcar, que se aplicará sobre el precio base de 26 euros por tonelada», al que se suman unos 10 euros en concepto de ayudas, según destacó la directora del Área Agrícola, Salomé Santos.


Las subidas del precio del azúcar se consolidan por el descenso de los excedentes y de la superficie de siembra —entorno al 5%—, así como a la reducción de los rendimientos en Europa, hechos que se traducirán «previsiblemente un incremento del 30% en el precio del azúcar con respecto a la campaña 2018/2019».


La compañía recuerda que la tendencia al alza de los precios del azúcar «no se ve todavía reflejada en los precios que publica la Comisión Europea porque se trata de un dato que refleja la contratación de la pasada campaña y no recoge la evolución del mercado libre», que evoluciona favorablemente. Esta situación tendrá su reflejo «con la incorporación de los nuevos precios, que se empezarán a firmar una vez iniciada la campaña en octubre de 2019 y los publicará la Comisión Europea a partir de noviembre», afirma Azucarera en su escrito.

Azucarera prevé unos ingresos para los agricultores de 3.900 € por hectárea