viernes. 02.12.2022

Las organizaciones profesionales no recomendarán a sus afiliados la siembra de remolacha, como les propuso la compañía en la Mesa de Fábrica celebrada el martes en La Bañeza. «Si en los últimos 50 años las investigaciones de Aimcra nos dicen que a partir de febrero perdemos tantas toneladas por cada semana de retraso en la siembra no puede que en quince días haya avance tanto la investigación como para decirnos que sacamos. Incomprensible», explicó el secretario general de Ugal-UPA, Matías Llorente, que recordó que la remolacha de junio «da una hoja excelente, pero no nabo». En nombre de los cuatro sindicatos presentes, Llorente acusó a la industria de «querer utilizarnos ahora, cuando hay problemas. En circunstancias normales hacen lo que quieren, incluso no respetan el acuerdo marco, como han hecho con las semillas, con el transporte, con la remolacha que ahora se llevan a Andalucía, etcétera, etcétera. Si estamos a las duras también estamos a las maduras», sentenció.

El secretario general de Asaja, José Antonio Turrado apuntó que la postura «no es un boicot a Azucarera», pero el momento delicado exige que el agricultor «como buen profesional debe adoptar esa decisión libremente».

«Azucarera quiere utilizarnos ahora»