miércoles 22/9/21

Las bandas cambian el ritmo por la pandemia

Motores de cultura y encuentro social en los pueblos, las diferentes bandas municipales dan lo mejor de sí mismas para mantener viva su música pese a la adversidad que ha traído el coronavirus

A lo largo de los años, las bandas de música han sido un referente, no solo musical, sino también social en la vida de los pueblos. Dentro de cada banda se crea un clima familiar que hace una gran labor social de reunión y esparcimiento, y también ayudan a mantener viva la cultura en todos los rincones de la provincia. Como se ha visto a lo largo de los últimos meses, la pandemia ha sido un duro golpe para todos los sectores, y la cultura ha sido uno de los que se ha visto más dañado. Sin apenas posibilidades de ensayo y con el «inevitable miedo» al virus, las bandas han tenido que reorganizarse a contracorriente para poder seguir realizando su actividad, que consideran «extremadamente necesaria».

En muchas ocasiones, se ha escuchado la música de estas agrupaciones, ahora, se podrá también escuchar el testimonio de cómo han «anhelado» volver a hacer sonar sus instrumentos y de cómo han tenido que «replantearse» todo lo que llevaban haciendo durante mucho tiempo. Salas de ensayo más amplias o al aire libre, uso de mamparas, distancia o incluso arena de gato, para «seguir haciendo música como lo han hecho siempre».

Las bandas cambian el ritmo por la pandemia
Comentarios