jueves 19/5/22

El edificio polivalente está incluido dentro de un proyecto más ambicioso que engloba un Voladero de Urogallo Cantábrico, el cual se plantea dentro del recinto del Centro del Urogallo, entendiendo el conjunto de forma integral, las características orográficas y naturales ya disponibles marcan claramente la ubicación de esta infraestructura, que se emplaza en una zona del solar, donde «la topografía es más favorable para configurar un hábitat adecuado para la presencia de esta ejemplares en cautividad», matizaron en su día.

El voladero es un edificio de una sola planta con dos recintos: el observatorio, que tiene 197 metros cuadrados construidos, y el hábitat para dos parejas de urogallos, de 600 metros cuadrados, cubierto de una doble malla apoyada en mástiles de 5 metros de altura.

En todo el recinto se plantarán árboles y monte bajo que se distribuirán entre los mástiles. La doble malla está formada por una exterior (más rígida), capaz de retener los elementos atmosféricos; y una interior (más suave y flexible), para garantizar la seguridad de los animales en caso de vuelo. La estructura se completa con diversos tensores que evitarán el colapso del conjunto en caso de nevadas importantes y garantizará la seguridad de los ejemplares de urogallo.

Todo ello con un presupuesto de contratación que asciende a la cantidad a 174.013 euros. Dos proyectos que supondrán una inversión de más de 667.000 euros, de los cuatro que en su día presentó la Junta de Castilla y León para Caboalles de Arriba con una dotación económica de 2,9 millones de euros.

Otro de los proyectos que se presentaron fue el arreglo del albergue, cuyas obras finalizaron hace casi dos años y ya se ha puesto en funcionamiento. Mientras que la otra iniciativa bajo el nombre, la Mina en Vivo, no ha visto la luz. Un proyecto que busca la transformación de una instalación minera perteneciente a la Fundación Santa Bárbara, para poder observar las galerías y los trabajos propios de una corta de montaña, y así ser un nuevo revulsivo para la comarca.

Un vasto proyecto para impulsar la actividad en Caboalles de Arriba