sábado 22/1/22
Acto de clausura del primer taller realizado por alumnos becados en el Monasterio de Sandoval. DL

La diputada de Juventud y Deportes, Susana Folla, asistió ayer en el Monasterio de Sandoval a la clausura del primero de los cursos de formación en oficios tradicionales que son objeto de «una novedosa convocatoria» que la Diputación de León ha puesto en marcha este año con el propósito de «despertar el interés de los jóvenes por estos trabajos» que «forman parte de nuestro acervo cultural y tradicional, al mismo tiempo que se les dota de competencias y aptitudes profesionales con el propósito de facilitar su acceso al mercado laboral en este ámbito y su posible emancipación».

Esta iniciativa promovida desde el área de Juventud de la institución destina 4.937 euros a becar a 17 jóvenes de entre 18 y 36 años, preferentemente residentes en municipios de menos de 20.000 habitantes, en los seis cursos programados por el centro de enseñanza Homo Faber para este verano. En el de Bóvedas y Escaleras Tabicadas que se ha desarrollado esta semana, dos de los alumnos han participado en las 40 horas de formación.

La diputada, que ha podido comprobar el resultado del trabajo que los alumnos del curso han llevado a cabo estos días, ha estado acompañada de la directora de Homo Faber, Mónica Martín, y de los representantes municipales de los ayuntamientos implicados en este proyecto prestando espacios y medios para la realización de estos cursos. En concreto, han asistido el alcalde de Gordoncillo, Urbano Seco; el alcalde de Valderas, Agustín Lobato; el teniente alcalde del Mansilla de Mulas, José Luis Gago, y el alcalde de Mansilla Mayor, José Alberto Martínez, que ha estado acompañado del diputado de Cultura, Pablo López Presa, en su condición de concejal de este municipio.

En las próximas semanas están previstos otros cinco cursos: de revestimientos artísticos con tierra, construcción con tierra, estucos de cal, pintura mural y marquetería art decó con paja de centeno, que se desarrollarán en la Fábrica de Harina de Gordoncillo, las piscinas municipales de Valderas y el CICA de Mansilla de las Mulas con una oferta de tres plazas amparadas por este programa en cada uno de ellos, «por lo que animo a todos aquellos jóvenes de entre 18 y 36 años a inscribirse en estas acciones formativas y conocer estos oficios y estas técnicas que utilizan materiales de bioconstrucción», ha expuesto la diputada.

La responsable del área de Juventud ha recalcado que las formaciones las imparten «profesionales de reconocida trayectoria nacional e internacional, y recurren a materiales naturales, ecológicos y de escaso impacto ambiental». Así lo ha explicado además el profesor que ha impartido la formación desarrollada esta semana, Carlos Martín, durante la visita a los trabajos acometidos. Entre los asistentes se encontraba también la directora del Museo de la Industria Harinera de Castilla y León en Gordoncillo y representante de la fundación Estepa, Maria Brown.

Una beca provincial acerca a 17 jóvenes a los oficios tradicionales
Comentarios