viernes 7/8/20
Energía

Bruselas relega a España como octavo país del reparto de la transición justa, con 307 M€

El documento prima a Polonia y Alemania, que aún mantienen activas las minas de carbón y las centrales térmicas
La central térmica de La Robla dejará de funcionar en este año. RAMIRO
La central térmica de La Robla dejará de funcionar en este año. RAMIRO

España no estará a la cabeza del reparto de fondos del Mecanismo de la Transición Justa que planea la Comisión Europea. Más bien al contrario. Las cuencas mineras españolas ocupan el octavo lugar en el reparto, es decir, en la cola de la lista que ayer fue presentada a los embajadores de los Veintisiete en Bruselas, como eje de un documento que difundió Europa Press.

La propuesta, que deberá ser aprobada por la Eurocámara y los Estados miembros, prima a aquellos países que aún mantienen activos sus explotaciones mineras de carbón y que siguen contando con las centrales térmicas en el mix energético. No es el caso de España, donde las compañías eléctricas ya han anunciado y solicitado el desmantelamiento de todas sus centrales de carbón y también se han cerrado las minas.

Los entresijos del reparto se conocieron el día después de que la Comisión Europea presentara en la Eurocámara su propuesta de aportar 7.500 millones de euros al Fondo de la Transición Justa. Es en el reparto de estos fondos donde España queda muy lejos de los países como Polonia, que recibirá 2.000 millones de euros, Alemania, con 877 millone sde euros o Rumanía, con 757 millones de euros. Más dinero que España reciben también la República Checa, Bulgaria, Francia e Italia.

Los fondos previstos en esta partida de salida se complementarían, según el Pacto Verde, con un total de 1.397 millones de euros que provendrán de las contribuciones de los países europeos a través de los fondos de cohesión y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). En total, según cálculos comunitarios, se espera movilizar 4.445 millones de euros de inversión en España, tanto pública como privada, para conseguir nuevos proyectos verdes.

España reparte

La repartición de este dinero lo llevará a cabo España, que tendrá que enviar a Bruselas un plan nacional estratégica explicando qué regiones necesitarán más ayuda para su reconversión, por qué y cuáles son los proyectos que se pretenden desarrollar.

Bruselas aspira a que este mecanismo ayude a todos los países, y especialmente las regiones, a que se reconviertan a través de proyectos para que trabajadores mineros mejoren sus perspectivas laborales o creación de plataformas de energías renovables. El mecanismo pretender movilizar en toda la UE 143.000 millones de euros, gracias a también al apoyo del programa de inversiones europeo (InvestEU) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

La CE calcula que con los fondos Feder y los de cohesión España manejaría 4.445 millones

El Mecanismo de Transición justa se complementa con el Plan de Inversiones del Pacto Verde Europeo que aspira en total a movilizar un billón de euros, gracias a la contribución de 500.000 millones de euros del presupuesto europeo y las contribuciones adicionales de los Estados miembros.

PROVINCIA

La Unión Europea quiere movilizar al menos 100.000 millones de euros durante el período 2021-2027 para las regiones que tendrán que hacer los mayores sacrificios en el plano económico y social para reducir su huella contaminante.

Polonia se desmarcó en la cumbre de diciembre del acuerdo para la neutralidad climática en 2050. Entre las conclusiones no hubo precisión sobre si la energía nuclear debía considerarse ‘green’ y, por tanto, admisible, para esa transición.

Bruselas relega a España como octavo país del reparto de la transición justa, con 307 M€