viernes 06.12.2019
truchas

La Cabrera alza al Sagrado Corazón

El castillo recupera su esplendor tras acabar la primera fase de su restauración.
La Cabrera alza al Sagrado Corazón

El Ayuntamiento de Truchas acaba de concluir las obras de revalorización llevadas a cabo Castillo de Peña Ramiro, en las que se han invertido 40.000 euros, de los cuales 16.642,23 han sido subvencionados por el Grupo de Acción Local Montañas del Teleno, mientras que el resto ha sido financiado con fondos municipales.

El alcalde de la localidad, Francisco Simón, anunció ayer que queda pendiente una segunda inversión para la mejora de accesos, la señalización y la adecuación del entorno, uno de los más visitados del municipio, lo que ha convertido a este monumento en todo un emblema de la comarca. Tanto es así que el Castillo de Peña Ramiro se expone a la visita de turistas allegados a la zona que buscan enriquecerse de la gran cultura y naturaleza que posee la comarca de Cabrera.

La fecha de inauguración de la restauración de la construcción medieval aún está pendiente de confirmar, aunque coincidirá con la segunda subida al Sagrado Corazón de los pendones del municipio así como de otras comarcas invitadas.

La intervención llevada a cabo ha contado con la supervisión de la Comisión Territorial de Patrimonio. El proyecto ha mejorado sustancialmente los accesos y el entorno. También ha suprimido la escalera interior de la torre que asciende a la estatua del Sagrado Corazón y ha reparado las daños propios del paso del tiempo y la falta de inversión.

La escultura

La estatuta del Sagrado Corazón, hecha en los talleres bilbaínos del escultor Larrea a base de colectas y donativos, se colocó sobre el castillo medieval del siglo XIII hace 50 años. Desde lo alto de esta fortaleza, declarada Bien de Interés Cultural en 1949, el monumento recibe desde su imponente posición a casi 1.400 metros de altitud a cualquier visitante que se adentre en La Cabrera Alta desde Castrocontrigo.

Son muchos los expertos que aconsejan el traslado de la estatua a otro emplazamiento más adecuado por los daños que su peso puede ocasionar en los restos del castillo, único en el municipio, y que se encuentra ya deteriorado ya por el paso del tiempo.

La Cabrera alza al Sagrado Corazón