martes 7/12/21
DL27P18F3-18-06-22-3
El presidente abrió ayer la primera jornada del congreso. RAMIRO

«Es raro no conocer ahora a alguien que en los últimos tiempos no haya invertido en los pueblos». El presidente de la Diputación, que ayer abrió el III Congreso sobre Despoblación, considera que desde la pandemia «a los pueblos nos miran con otros ojos, y eso es algo que debemos aprovechar». Morán hablo de un «punto de inflexión» a la hora de hablar de este problema, denominado con la desafortunada expresión de la España Vaciada, «poco precisa para definir la compleja realidad a la que nos enfrentamos». Morán puso de manifiesto que León ha perdido sólo en el último año 5.000 habitantes en toda la provincia, hasta llegar a los 451.436 censados. «Muy lejos muy lejos quedan los 584.594 censados con que nuestra provincia contaba en 1960, el año en que alcanzamos nuestro máximo registro de población», explicó el presidente que avanzó que León cuenta con cada vez más «desiertos demográficos», por tener menos de habitantes por kilómetro cuadrado en zonas como Omaña, Laciana, Babia, Montaña Oriental y Central, Páramo o El Bierzo.

«Afortunadamente este problema ya se empieza a tratar como una cuestión de estado con un ministerio para el Reto Demográfico y una secretaría general», explicó el presidente, que calificó de «esperanzador» el esfuerzo del presidente Pedro Sánchez en el reciente Plan de Medidas frente al Reto Demográfico presentado recientemente con una dotación de diez mil millones de euros para que «los municipios desplieguen sus estrategias de futuro». También destacó los 4.200 millones incluidos en los Presupuestos General del Estado para combatir la despoblación, y se refirió en concreto a la inversión de 153 millones para desplegar el 5G en los municipios pequeños, los 76 millones a proyectos de movilidad, 350 a mejora energética,o los 223 a fomentar el turismo interior.

En clave autonómica, Morán pidió a la Junta que «tomara buena nota» del plan de descentralización de organismo públicos del Gobierno, que en el caso de León «nos supuesto la creación del Incibe o la Ciuden».

El presidente anunció que desde la Diputación reclaman a la Junta que se les permita gestionar el 15% de los fondos Next Generation que se repartirán entre las comunidades.

Por lo que se refiere al papel de la Diputación en este reto, con sus 140 millones de presupuesto, que se levan a 250 con los remanentes, «puedo asegurar que cada céntimo de esta inversión va dirigido a acabar con la lacra de la despoblación». Y es que ayuntamientos y juntas vecinales recibieron en 2020 casi 30 millones en los diferentes planes. «Este año 208 ayuntamientos recibirán 4,5 millones para contratar 900 trabajadores», avanzó. «Todas estas actuaciones persiguen ofrecer a quienes vivimos en los pueblos unos servicios equiparables a los de las ciudades», explicó Morán.

«Cada céntimo que invertimos va dirigido a acabar con la lacra de la despoblación»
Comentarios