sábado. 28.01.2023

La campaña remolachera se abre el 21 con la previsión de aforo a la baja

Azucarera reduce en 50.000 toneladas la raíz que recibirá su factoría de La Bañeza.
Un camión cargado con remolacha accede a la planta. MARCIANO

A. Domingo | Redacción

La campaña de la remolacha comenzará en la fábrica de La Bañeza el lunes 21, según se decidió ayer en la mesa de fábrica, tres meses después de que los hicieran las otras tres molturadoras de la zona norte. Los cultivadores tienen ganas de entregar la raíz, en un año en el que se ha retrasado el inicio de la molturación ante las lluvias de otoño y la posibilidad de que la raíz ganase en peso y riqueza, tras haber sufrido enfermedades fúngicas que han afectado al rendimiento del cultivo. Según la organización agraria Asaja, las heladas de principios de año han contribuido a mejorar la riqueza de la remolacha. Sin embargo, en la reunión de ayer no se facilitaron análisis que permitan determinar en qué niveles se mueve la remolacha que se molerá en La Bañeza.

De momento, la espera no ha supuesto una pérdida, como sucedió el año pasado, cuando se dividió la campaña en dos fases para buscar una mejora en las parcelas más afectadas por la sequía y se obtuvo el efecto contrario. Lo que sí ha rebajado la industria es el aforo de remolacha, pues se esperaban 451.000 toneladas de remolacha líquida en noviembre y la estimación que se ofreció ayer fue de 400.000. La fábrica de La Bañeza recibe el 87% de la remolacha de la provincia de León, mientras que el 13% restante se cultiva en Zamora y Valladolid.

Las organizaciones profesionales agrarias exigieron que si las condiciones climáticas varían, obligando a un parón en la fábrica, la remolacha que se encuentre arrancada en montones se traslade a la factoría de Toro «sin coste alguno para el productor», señaló el secretario general de Asaja, José Antonio Turrado.

Los último datos publicados de la campaña arrojaban a 30 de diciembre un riqueza media de la remolacha de 16,5 grados polarimétricos, con un total de 1.266.193 toneladas entregadas hasta esa fecha. La merma de riqueza responde a la especial incidencia de cercospora que han sufrido las plantas este año, debido al exceso de humedad y las altas temperaturas. De las fábricas abiertas es Toro, de Azucarera, la que mejor riqueza alcanzaba a final de año, con 16,85 grados, mientras que en Miranda de Ebro se quedaba en 15,48. Por su parte, Acor obtenía 16,80 grados.

Cosecha polémica

La campaña 2018/2019 es la segunda que se realiza desde el final de las cuotas nacionales y la que más tarde comienza en la historia de la fábrica de La Bañeza. El descenso del precio del azúcar en el mercado internacional marca una campaña en la que los agricultores cobrarán por su producción con respecto a lo estipulado en el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI), con un precio medio para la tonelada de 42 euros. Pero Azucarera no aplicará los mismos baremos para la campaña 2019/2020, al suprimir los complementos de precio contemplados en el AMI y sustituirlos por un solo suplemento, que incrementará el precio al productor en función de la cotización del azúcar en el mercado internacional.

La medida ha suscitado el rechazo de los productores, que han anunciado que la próxima campaña tratarán de llevar su producción a Acor, en Olmedo (Vallladolid), adquiriendo participaciones en la cooperativa. o abandonarán el cultivo.

Cabe reseñar que esta campaña ya había comenzado con polémica, al anunciar el grupo de cultivadores de la cooperativa Ucogal el desvío de parte de su producción a la cooperativa Acor, por el desacuerdo con las ventajas que Azucarera otorga a los remolacheros que contratan a través de su empresa filial Agroteo, en detrimento de otros colectivos.

La campaña remolachera se abre el 21 con la previsión de aforo a la baja
Comentarios