domingo. 03.07.2022
Rogativas al patrón por un futuro para el agro

El campo pide a San Isidro ser oído y relevo generacional

La provincia se vuelca con el patrón de agricultores y ganaderos y exige precios justos
Dos bueyes portan la imagen de San Isidro por las calles de Santa María del Páramo.
Dos bueyes portan la imagen de San Isidro por las calles de Santa María del Páramo.

Los pueblos leoneses rindieron tributo ayer a San Isidro, patrón de los agricultores y ganaderos, a quien portaron en procesión. Pero más allá de las tradiciones y el fervor religioso, el campo continúa exigiendo no solo que llueva más y que caiga menos pedrisco, sino también que tengan remuneraciones justas por su trabajo para que los jóvenes elijan continuar en el campo.

«Al patrón le vamos a pedir que tengamos unas cosechas para que, mediante los precios y los rendimientos, podamos pagar la subida de costes que hemos soportado conforme ha avanzado el año, con el cultivo ya puesto», apuntó el vicepresidente de Asaja nacional, Pedro Gallardo.

«Queremos un sector productivo al que se incorporen los jóvenes, pero no lo harán si no hay rentabilidad y, entonces, el futuro de la agricultura y la ganadería será complicado», ha aseverado.

El dirigente de Asaja también aprovechó la fiesta del patrón para reclamar que en Bruselas «se escuche más al campo», con «una Comisión Europea más cercana a la agricultura», después de no haber invitado a los representantes de los agricultores en debates como los de las estrategias De la granja a la mesa y Biodiversidad.

El secretario general de Coag, Miguel Padilla, alertó sobre los efectos del proceso de «uberización del campo español». «En este momento nos estamos jugando el futuro de nuestro modelo de agricultura profesional y social. Cada vez somos menos agricultores profesionales y cada vez es más difícil el relevo generacional», explicó antes de criticar la «entrada de capitales externos y fondos de inversión» en el sector.

Además,defendió los «enfoques colectivos y el asesoramiento profesionalizado» en la transición del modelo de producción de los agricultores y ganaderos, en el que las cooperativas se pueden convertir en un «modelo de referencia para conseguir resultados». Coag incluyó en su lista de peticiones al santo que se desarrolle «una política de gestión de mercados comunitarios que reequilibren los episodios de volatilidad de manera preventiva», especialmente después de una pandemia y del inicio de la guerra en Ucrania, y acuerdos con países terceros «equilibrados y con cláusulas espejo».

Por su parte, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, remarcó que los agricultores y ganaderos realizan «una labor imprescindible, la de proporcionarnos alimentos y bebidas, de lo cual dependemos los miles de millones de personas de este planeta» y resaltó «el impulso constante del Gobierno al sector agrario, estratégico por su importancia en el suministro de alimentos en calidad y cantidad suficientes».

Mientras, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, reivindicó la importancia de la actividad agropecuaria y garantizó que el gobierno autonómico va a acompañar a los agricultores y ganaderos «en el día a día, hombro con hombro». «La agricultura es una actividad no siempre valorada por los ciudadanos, pero es fundamental: son los que nos dan el alimento y los que hacen uno de los trabajos más sacrificados de la sociedad», ha declarado a los periodistas.

En Sahagún, Galleguillos de Campos, Calzada del Coto o Gordaliza del Pino San Isidro fue procesionado y tras bendecir los campos de cultivo, los vecinos se reunieron para compartir una jornada y clamar al patrón porque las fincas se llenen de alimentos. En Santa María del Páramo el santo patrón salió de la iglesia en un carro engalanado tirado por vacas y acompañado de pendones, para recorrer las calles e implorar su favor.

El campo pide a San Isidro ser oído y relevo generacional
Comentarios