viernes 20/5/22
                      Carnero, durante un momento del acto de ayer en Mayorga, al que también asistió Llorente. DL
Carnero, durante un momento del acto de ayer en Mayorga, al que también asistió Llorente. DL

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, recibió ayer en Mayorga (Valladolid) la mención de honor ‘Lenteja de Oro 2021’ que otorga el Consejo Regulador de la Lenteja de Tierra de Campos. Al agradecimiento por la distinción quiso unir un homenaje a los productores responsables de que, con su esfuerzo y colaboración, los alimentos no hayan faltado en ningún momento en esta situación de crisis sanitaria.

Además, el consejero ha querido comprometer su apoyo «a duplicar la superficie de cultivo destinada a la Lenteja de Tierra de Campos. Comparto con vosotros el objetivo de que esta joya culinaria amplíe su producción recuperando espacio en aquellas comarcas donde fue tradicionalmente sembrada. Solo si continuamos creciendo y haciendo las cosas bien podremos garantizar el futuro de nuestro sector y lo haremos atractivo para las nuevas generaciones».

Actualmente, la Indicación Geográfica Protegida Lenteja de Tierra de Campos ampara a más de 300 agricultores que siembran 5.000 hectáreas distribuidas en las provincias de León —motivo por el que asistió al acto celebrado ayer en Mayorga el vicepresidente de la Diputación provincial leonesa, Matías Llorente—, Palencia, Valladolid y Zamora. En sus veinte años de existencia, esta figura de calidad ha ido convirtiéndose en un referente de calidad y origen.

Jesús Julio Carnero también quiso recordar «las ventajas que una dieta rica en legumbres tiene para las personas. El consumo de lentejas es fuente de proteína de calidad, saludable y también sostenible con el medio ambiente. Son especies adaptadas a las condiciones agroclimáticas de Castilla y León, lo que garantiza una producción incluso en condiciones adversas, resistencia a enfermedades y aporta un valor añadido desde el punto de vista ecológico».

El consejero no solo insistió en que las legumbres tienen un alto valor nutritivo y que su cultivo es agronómicamente mejorante, sino que también es muy importante que los consumidores se fijen en la etiqueta que refleja su origen y calidad, como es el caso del sello de la IGP Lenteja de Tierra de Campos.

Carnero apuesta por duplicar la superficie cultivada de la Lenteja Tierra de Campos