domingo 19/9/21
Campo

Carnero apunta que el lúpulo alcanzará su máximo potencial con los nuevos regadíos

El consejero avanza la próxima modernización de mil hectáreas en Llamas de la Ribera
El propietario de la finca, Isidoro Alonso, agradeció al consejero su interés por el cultivo. MARCIANO PÉREZ

El consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, visitó ayer una explotación de lúpulo en Gavilanes del Órbigo, donde pudo comprobar el «inmenso» potencial que tiene este cultivo en la provincia de León. Un potencial que se verá incrementado por la incipiente modernización del regadío en la zona, tras la finalización de la concentración parcelaria de Llamas de la Ribera, cuyo convenio con la comunidad de regantes se firmará la semana que viene, lo que supondrá la modernización de unas mil hectáreas con una inversión cercana a los 10 millones de euros. «Eso es futuro para la zona, porque donde hay regadío hay población, y hay jóvenes», afirmó Carnero.

El consejero recordó que el 95% de la producción del lúpulo a nivel nacional procede de León, que cuenta con 541 hectáreas de las 570 que hay en España, repartidas en 250 explotaciones que ahora están en la fase de la cosecha que tiene una estimación este año de 1.700 kilos de flor seca por hectáreas, que suman 940 toneladas en total. «Una cosecha mejor que la del año pasado», recalcó, aunque ligeramente inferior a la de otras cosechas, con una media de 2.000 kilos por hectárea, debido a cuestiones climatológicas.

Ligera mejora

En esta campaña se prevé recoger 940 toneladas, mejor que el año pasado, pero inferior a otras cosechas

«Este sector ha demostrado gran interés y ha realizado un importante esfuerzo por modernizarse y contribuir al máximo a la demanda de este producto. En este camino hacia la profesionalización, la Consejería ha contribuido convocando, en cuanto ha sido posible, las ayudas al fomento del cultivo del lúpulo que ya se han publicado en tres anualidades», recordó Carnero.

El sector, tradicionalmente, ha demandado ayudas para la modernización de las instalaciones de secaderos de lúpulo, la introducción de nuevas variedades y la incorporación de nuevas tecnologías.

La visita fue organizada por Asaja, de hecho también estuvieron Donaciano Dujo y Arsenio García, responsables autonómicos y provinciales de la organización, así como el vicepresidente de la Diputación, Matías Llorente, entre otros cargos de la delegación territorial de la Junta.

El consejero tuvo la oportunidad de conocer la mano del propietario de la finca, Isidoro Alonso, las labores de pelado y secado de la flor del lúpulo, un proceso que se hacer mayormente a mano.

Carnero apunta que el lúpulo alcanzará su máximo potencial con los nuevos regadíos
Comentarios