lunes 16/5/22
Política agrícola

Carnero exige cerrar ya la nueva PAC y acabar con la incertidumbre en el sector

El consejero recuerda que Castilla y León «se juega» mil millones al año en la negociación
El consejero presidió ayer el Consejo Agrario Regional. DL

El consejero Jesús Julio Carnero, participó ayer en el Consejo Consultivo de Política Agrícola Común presidido por el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y en el que han participado también los consejeros de agricultura del resto de las Comunidades Autónomas. Este encuentro es el preparatorio para el Consejo de Ministros de la Unión Europea que se celebrará los días 28 y 29 de junio, último Consejo de la presidencia portuguesa. Consejo que se espera con expectación porque se debería cerrar la nueva PAC.

Así mismo, ayer también tuvo lugar el Consejo Agrario Regional en el que el consejero informó de la posición de la Junta de Castilla y León en este momento acerca de la negociación de la PAC.

Tras el fracasado Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, del 26 y 27 de mayo, el consejero ha pedido a las instituciones europeas un esfuerzo constructivo para cerrar la normativa que regulará la nueva PAC en el próximo Consejo de Ministros que se celebrará en Luxemburgo el 28 y 29 de junio, especialmente a los dos colegisladores, al Consejo y al Parlamento Europeo. «No podemos mantener a nuestros agricultores y ganaderos con tantas incertidumbres, sin avanzar y con tiranteces en posiciones que marcan diferencias inútiles y no constructivas. Es necesario acercar las posturas y en eso la Comisión Europea debe jugar su papel de mediador, como lo ha hecho en otras reformas», indicó el consejero.

España y Castilla y León se juegan la financiación más importante de fondos europeos destinados al sector agroalimentario y para el desarrollo rural, 5.000 y 1.000 millones de euros al año, respectivamente. En esta nueva PAC será necesario planificar todas las actuaciones en el denominado Plan Estratégico de la PAC, donde se incluirán las ayudas directas y las intervenciones territoriales que sustituirán a los actuales Programas de Desarrollo Rural de las Comunidades Autónomas.

Los objetivos serían cerrar el acuerdo europeo en este Consejo de finales de junio, llegar a un acuerdo entre las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Agricultura en la aplicación de la PAC en España, que dependerá del acuerdo europeo adoptado, y presentar formalmente a la Comisión Europea el Plan Estratégico Nacional a finales de este año. «Eso nos permitirá desarrollar a lo largo de 2022 la normativa específica tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas, para conseguir aplicar la nueva PAC a partir del 1 de enero de 2023», afirma Carnero,

De no llegar a un Acuerdo europeo en junio, se pone en riesgo este calendario, se retrasaría la nueva PAC y habría que trabajar otra vez en dar seguridad jurídica con normas específicas para cubrir ese retraso. «Por lo tanto este acuerdo es imprescindible al final de este mes», concluye.

Los ecoesquemas

Los requisitos medioambiental son la principal fuente de diferencias entre el Parlamento Europeo y el Consejo. Uno de ellos son los ecoesquemas. El consejero ha instado a las instituciones a la aplicación flexible de estas prácticas para que puedan tener una mayor penetración en los agricultores y ganaderos. «Sería preferible reducir el porcentaje destinado a estas medidas, de hecho Castilla y León ha reivindicado no superar el 20% de los pagos directos al año en este nuevo periodo de programación», explica. No obstante, en aras a llegar a un acuerdo, si finalmente el 25% es el valor de consenso,»es imprescindible que se flexibilice su aplicación y que revierta la financiación no utilizada al pago básico».

Carnero exige cerrar ya la nueva PAC y acabar con la incertidumbre en el sector
Comentarios