viernes 20/5/22

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, insistió ayer en la defensa de la figura del agricultor profesional dentro del Plan Estratégico de la PAC 2023-2027 y la eliminación de la degresividad en los ecoesquemas.

Otra petición de la comunidad ha sido la creación de un plan nacional sectorial para el sector del ovino-caprino, detalló en una rueda de prensa posterior a la reunión telemática que mantuvieron los consejeros de todas las comunidades autónomas con el ministro de Agricultura, Luis Planas, con las comunidades autónomas. Carnero abogó porque el agricultor profesional esté reconocido en cualquiera de las tres modalidades del próximo plan de la PAC y que estos profesionales estén en todo caso dados de alta en la Seguridad Social agraria.

Ante el rechazo de otras comunidades autónomas a esta medida, el consejero de Castilla y León opta por que exista una «discriminación positiva» para los profesionales y se elimine la degresividad dentro de los ecoesquemas, o al menos se establezca que no la habrá si no hay sobrefinanciación.

«Si los ecoesquemas tienen un carácter voluntario y no se agota la correspondiente partida presupuestaria no habría degresividad», ha indicado como alegación Carnero, por lo que la degresividad se haría valer solo en el caso de existir más peticiones de pagos vía ecoesquema que dinero para esta figura.

El consejero celebró que, tras pedirlo Castilla y León, se hayan establecido estratos dentro del pago redistributivo, lo que asegura que supone un reconocimiento al agricultor profesional. y adelantó que un agricultor con 130 hectáreas va a salir más beneficiado con la nueva PAC sumando el pago básico y el pago redistributivo respecto a lo que percibe con el actual modelo.

Carnero indicó que el borrador del proyecto no incluye un plan integran para el ovino-caprino como reclama la comunidad, pero sí se ha acordado realizar un estudio una vez comenzado el 2023 que abra la posibilidad de reconsiderar esta situación.

Carnero insiste en defender la figura del agricultor profesional