viernes 10.04.2020
Campo

Carnero reclama a la CHD que aumente un 20% la regulación hídrica de la cuenca

El consejero sale en defensa de Payuelos y exige al Gobierno central que cumpla con la modernización prevista
El consejero Jesús Julio Carnero se dirige al público reunido ayer en el auditorio Carmelo Gómez de Sahagún. ACACIO
El consejero Jesús Julio Carnero se dirige al público reunido ayer en el auditorio Carmelo Gómez de Sahagún. ACACIO

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, reclamó ayer a la Confederación Hidrográfica del Duero que aumente la regulación hídrica de la cuenca, porque «es la más baja de los ríos españoles» y se puede llegar al 50 por ciento de su capacidad. Para ello, la Junta aportará un estudio en el que se demostrará que es necesario aumentar un 20 por ciento la regulación «con la colaboración de todos», según afirmó el consejero, quien defendió que esta medida es beneficiosa desde el punto vista económico, social y medioambiental».

En su visita a Sahagún para presentar el ‘Programa de Impulso de Infraestructuras Agrarias de Interés General. Regadío’, Carnero salió en defensa de la ejecución de los regadíos de Payuelos, cuestionados por el organismo regulador de la cuenca en el Esquema Provisional de Temas Importantes (EpTI) del tercer ciclo de planificación hidrológica 2021-2027. Por ello, el consejero exigió al Gobierno central que cumpla todos sus compromisos con la modernización ya que «es fundamental porque Payuelos y Castilla y León lo merecen».

El consejero recordó que en León se modernizarán 13.000 hectáreas incluidas en el plan de la Junta para modernizar y transformar 30.000 hectáreas en toda la Comunidad, una apuesta que muestra «la apuesta decidida» de la Junta de Castilla y León como «pilar estratégico en el desarrollo rural».

El programa presentado por Carnero incluye la modernización de 9.422 hectáreas en la provincia y la transformación de otras 3.650 hectáreas que, junto a las 8.505 que se encuentran actualmente en ejecución alcanzan 21.577 hectáreas en las que se actuará en León. El consejero destacó «la cultura que hay en León» sobre el regadío y que, a su juicio, «no hay en ninguna otra parte».

En León

El programa de impulso de infraestructuras agrarias prevé 13.000 hectáreas en León

La planificación de la Junta sirve, según el consejero, «para mejorar el nivel de vida» de los agricultores y con ello poder «atraer jóvenes, mujeres o tecnificar y digitalizar las explotaciones».

En su intervención en el Auditorio Carmelo Gómez de la villa facundina, el consejero detalló que el programa se basa en un estudio de Ferduero sobre el aumento de los recursos hídricos de Castilla y León y el impulso de 85.000 hectáreas en las que se está realizando concentración parcelaria.

También intervino el presidente de la Comunidad de Regantes de Payuelos, Jorge Alvarez Gago, quien asegveró que este «es el último cartucho» que le queda a la zona con el fin de generar riqueza, empleo o evitar la despoblación.

El programa, que tiene un marcado carácter estratégico y se desarrollará hasta el año 2023, tiene como objetivo fundamental mejorar el nivel de vida de los agricultores incrementando la productividad, la competitividad y la renta agraria de sus explotaciones. También figura entre sus prioridades atraer a jóvenes al sector agrario, haciendo más atractiva la profesión y mejorando el acceso de la mujer a la producción agraria; mejorar la capacitación de los agricultores, y tecnificar y digitalizar las explotaciones agrarias.

Objetivo

La Junta prevé mejorar el nivel de vida del agricultor y atraer mujeres y jóvenes al campo

Otro de los aspectos que menciona el programa es la mejora de la eficiencia del uso del agua, mitigar los efectos del cambio climático en la agricultura, y aumentar la rentabilidad de las explotaciones mediante un uso más eficiente de los medios de producción.

En la presentación de ayer en Sahagún estuvieron presentes los senadores del PP de León, Antonio Silván y Javier Santiago Vélez. Ambos señalaron como «especial trascendencia» el proyecto que supondrá la transformación y modernización de alrededor de 30.000 hectáreas de regadío.

«La mejorar de la eficiencia del recurso del agua adaptándolo a las nuevas circunstancias derivadas del cambio climático se hace fundamental para la lograr una mejor competitividad agraria, valorando el regadío y contribuyendo positivamente a la agricultura como motor económico del medio rural», afirmaron.

Carnero reclama a la CHD que aumente un 20% la regulación hídrica de la cuenca