lunes 24/1/22
                      Un momento de la visita del consejero Carnero a la cooperativa Acor. INÉS MORENCIA / EFE
Un momento de la visita del consejero Carnero a la cooperativa Acor. INÉS MORENCIA / EFE

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, reivindicó ayer la «indiscutible» relevancia del cultivo de la remolacha en Castilla y León, «esencia de la agricultura de la Comunidad Autónoma», con un total de 2.153 cultivadores y unos 1.300 trabajadores en la industria, lo que supone en su conjunto, 4.200 empleos directos «y otros muchos indirectos». Carnero recordó que se trata de un sector joven, ya que el 17,5 por ciento de los cultivadores de remolacha son jóvenes agricultores, por lo que ha insistido en la importancia de defender este sector «como generador de riqueza y desarrollo sostenible para el mundo rural».

A esto añadió que la superficie sembrada esta campaña en Castilla y León ha aumentado en más de 1.000 hectáreas --ha pasado en concreto de las 18.087 hectáreas del año pasado a las 19.140 de 2021-- y ha animado a los remolacheros a seguir apostando por este «tradicional» cultivo para que crezca y vaya a más en el actual reto de diversificación de cultivos y de la agricultura verde.

Según el consejero, la Junta ha propuesto, en el marco de desarrollo del Plan Estratégico Nacional de la PAC, ahora en elaboración, intervenciones territoriales de medidas de desarrollo rural que han permitido incluir en el epígrafe de medidas agroambiente y clima una nueva ayuda dirigida «expresamente» a los cultivos agroindustriales sostenibles y de remolacha azucarera.

El objetivo de esta ayuda agroambiental es contribuir al mantenimiento de «este cultivo de gran tradición en la agricultura de Castilla y León», fomentar su gestión sostenible y contribuir de forma directa a la mitigación del cambio climático, «puesto que la remolacha azucarera destaca por ser uno de los cultivos con mayor capacidad de fijación de CO2 atmosférico», con más de 36 toneladas por hectárea como ha constatado un reciente estudio llevado a cabo por el Itacyl.

Carnero volvió a cargar contra la campaña del ministro de Consumo, Alberto Garzón, denominada ‘Hijos del azúcar’ y destinada a concienciar sobre los efectos del consumo excesivo de azúcares, por tratarse, a su juicio, de «un nuevo ataque injustificado al sector».

Carnero reivindica el potencial de la remolacha como sector joven