domingo. 05.02.2023
El consejero de Medio Ambiente manifiesta que hay que compatibilizar proyecto y conservación

Carriedo apuesta ahora por una ubicación distinta para el circuito

El Moto Club y el Ayuntamiento prefieren, de momento, no valorar la nueva propuesta
Las pintadas que reivindican el circuito han perdido fuerza en el paisaje urbano de La Bañeza
El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, manifestó ayer en León, a propósito del circuito de velocidad de La Bañeza, que la zona de especial protección para las aves (Zepa), en la que se encuadran los terrenos elegidos para la futura instalación deportiva, fueron declarados «por la Unión Europea» y que «existen alternativas que garantizan el respeto al medio ambiente para la instalación del circuito» permanente de velocidad de La Bañeza. El consejero de Medio Ambiente no aseguró que el circuito sea o no compatible con la figura de protección medioambiental, pero manifestó que se deben «buscar soluciones compatibles con un proyecto importante, desde el punto de vista económico para la provincia de León, que sean compatibles con el respeto al medio ambiente». Fernández Carriedo realizó estas declaraciones en un encuentro con los medios de comunicación, en una visita a León en la que se entrevistó con el subdelegado del Gobierno, el presidente de la Diputación provincial y el alcalde de la capital y en la que presentó las inversiones de la Consejería para la provincia previstas para este año. Sin comentarios Las declaraciones de Carriedo no causaron ayer gran repercusión en La Bañeza. El presidente del Moto Club Bañezano, José Luis Falagán, señaló que espera el desarrollo de los acontecimientos para pronunciarse, mientras que el alcalde de la ciudad, José Miguel Palazuelo, manifestó que, en su opinión, es posible la compatibilidad de la Zepa con la actividad del circuito, aunque indicó que prefiere hablar con el consejero antes de realizar una interpretación de las declaraciones que éste efectuó en León. Como se recordará, la inclusión de los terrenos del circuito de velocidad en la Zepa se conoció a finales de diciembre de 2003, lo que motivó que se paralizase la recalificación jurídica del suelo para su puesta a disposición de la Junta de Castilla y León y que fuera esta administración la que proyectara el circuito. Tras casi un año de paralización,. la Diputación remitió al Ayuntamiento de La Bañeza un informe sobre la situación de las especies que habían motivado la declaración de la Zepa, en el que se incluían una serie de alternativas a estos terrenos. En una reunión convocada por el alcalde de La Bañeza, los alcaldes del partido judicial optaron por mantener los terrenos de la Zepa como lugar en el que construir las instalaciones. Posteriormente, no se han conocido otros movimientos al respecto.

Carriedo apuesta ahora por una ubicación distinta para el circuito
Comentarios