miércoles. 08.02.2023
Las previsiones de Agricultura y Pesca pasan por destinar 1.480 millones de euros para programas de desarrollo rural en la Unión Europea hasta el 2012 gracias a la reforma de la Política Agrícola Común, con la que se pretende una reducción progresiva de las ayudas directas a los agricultores a partir del 2006 y con un máximo del 19% hasta el 2013. La propuesta aprobada por la Comisión señala que se destinará al desarrollo rural un punto porcentual anual a partir del 2007 del dinero que se dejé de entregar a los agricultores, lo que generará una partida de 228 millones de euros el primer año, para luego irse incrementando en el transcurso de los años hasta alcanzar los 1.480 millones en los presupuestos de 2012. Además, otro 6,5% del dinero que se consiga de la desvinculación de las ayudas se dedicará para la promoción de las pequeñas empresas y el 13% para las grandes superficies. En el futuro, los agricultores europeos no recibirán pagos por no hacer nada. Dentro de los nuevos incentivos que se ofrecen a los agricultores para que trabajen en pro de la calidad, el Ejecutivo comunitario propone la mejora de la calidad de los productos agrarios y el proceso de producción, y dar garantías a los consumidores al respecto, mediante una ayuda anual de hasta 1.500 euros por explotación y por un período máximo de cinco años.

Casi 1.480 millones para el desarrollo rural hasta el 2012
Comentarios