miércoles 08.07.2020
Epidemias

Castilla y León, libre de la enfermedad de lengua azul en todo el territorio

Se trata de un paso fundamental para los ganaderos de las comarcas del sur de Ávila que continuaban con un programa de vacunación obligatoria y restricciones al movimiento en el periodo de actividad del vector transmisor de la enfermedad
La declaración permite eliminar la vacunación obligatoria por primera vez en más de diez años. DL
La declaración permite eliminar la vacunación obligatoria por primera vez en más de diez años. DL

La evolución epidemiológica de la enfermedad de la lengua azul y el trabajo técnico de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través de la vigilancia mediante la red de explotaciones centinela, propiciaron la modificación de la Orden Ministerial (Orden AAA/1424/2015, de 14 de julio), lo que supondrá que todo el territorio de Castilla y León tenga la consideración de libre de la enfermedad.

Se trata de un paso fundamental para los ganaderos de las comarcas del sur de Ávila que continuaban con un programa de vacunación obligatoria y restricciones al movimiento en el periodo de actividad del vector transmisor de la enfermedad.

En esta zona de restricción de Ávila, durante el pasado año 2019, era aún necesaria la vacunación obligatoria frente al serotipo 4 de lengua azul para poder tener libertad de movimientos, incluso era obligatoria la vacunación de los terneros para poder ser trasladados a cebaderos del resto del territorio autonómico y nacional declarado libre de la enfermedad.

Con la nueva modificación de zonas restringidas, todo el territorio de Castilla y León pasa a tener la consideración de libre frente a la lengua azul, se elimina la vacunación obligatoria y, por primera vez en más de diez años, se ha conseguido que ningún ganadero de la Comunidad tenga restricciones por esta enfermedad.

De este modo, la Consejería y los ganaderos de Castilla y León se felicitan por el programa vacunal implantado, lo que ha permitido «minimizar la posibilidad de transmisión del virus de la enfermedad».

Otros países continúan con focos activos de la enfermedad, entre ellos, Francia, lo que motiva «problemas para el movimiento de animales incluso a países terceros, oportunidad que ha conferido facilidades en apertura de mercados a nivel autonómico».

Castilla y León, libre de la enfermedad de lengua azul en todo el territorio