martes. 27.09.2022
Alcuetas con su patrimonio

El castillo ve la luz tras su derrumbe

El alcalde pide un último esfuerzo a las administraciones para terminar de reparar el edificio con el objetivo de darle un uso cultural
Imagen que presenta el castillo de Alcuetas, a punto de terminarse su restauración. MEDINA

Pasaban las doce del mediodía del 10 de marzo de 2018 cuando los vecinos de Alcuetas oyeron un gran estruendo. Gran parte del castillo, símbolo de la localidad y una pieza única en el sur de la provincia, se había venido abajo. El fornido muro oeste, de más de un metro y medio de anchura, que había contemplado el paso de más 500 años, no pudo más. El Ayuntamiento de Villabraz, al que pertenece la pedanía, ya había tramitado las ayudas para su restauración, cuyo proyecto tuvo que modificar dada la nueva situación del inmueble. La Diputación de León fue receptiva y comprendió la situación sin poner problemas a la adaptación de las obras.

Estos días se están finalizando las tareas de restauración del edificio que han supuesto una inversión de 200.000 euros financiados al 75% por la Diputación con cargo a una línea de subvenciones para la Recuperación, Conservación, Restauración y Rehabilitación de Patrimonio Histórico Artístico de la provincia.

Restauración integral

Se han invertido 200.000 euros en fortalecer todos los muros, arreglar pasos de puertas y ventanas...

Los trabajos han supuesto una consolidación de todo el inmueble, que ve así una luz al final del túnel tras décadas de decrepitud que amenazaba con perder esta joya arquitectónica. El pequeño municipio realizó un gran esfuerzo haciéndose cargo de la redacción del proyecto (14.000 euros) y del 25% de la obra. La intervención ha servido para restaurar todos los muros, especialmente la fachada este, pero también pasos de puertas, dinteles, ventanas...

El alcalde de Alcuetas, Ricardo Pellitero, que siempre ha mostrado un gran interés en la conservación del castillo, pide un último esfuerzo a las administraciones superiores, con gran confianza en que la Diputación vuelva a mostrar su sensibilidad. Pellitero asegura que con otros 200.000 euros la restauración podría quedar finalizada. «Sería bueno intentar levantar la totalidad de la pared que se cayó y construir un tejado un forjado de madera interior, siempre siguiendo las directrices de los técnicos de patrimonio competentes en la materia». El objetivo no es otro que poder dar un uso cultural al edificio. «No hay mejor manera de conservar un edificio histórico de estas características que usándolo», afirma. Para ello cuenta con la colaboración de la asociación El Cerro, que «dan gran actividad al pueblo». Además, la construcción del muro permitiría cerrar totalmente el castillo y la construcción de un tejado evitaría también que el agua de lluvia cayera dentro.

El castillo de Alcuetas es una fortaleza que data del siglo XVI, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1949. Se trata de un edificio de pequeñas dimensiones y gran belleza construido por Alfonso Enríquez de Acuña, hijo de Juan de Acuña y Portugal, tercer conde y segundo duque de Valencia de Don Juan, y Teresa Enríquez.

El castillo ve la luz tras su derrumbe