viernes 10.04.2020
La Bañeza

Los Cavero ponen a la venta toda la colección del Museo de las Alhajas

La familia asegura que la decisión es «irrevocable» ante su negativa a firmar un nuevo convenio
Collarada tradicional expuesta en el Museo de las Alhajas de La Bañeza. RAMIRO
Collarada tradicional expuesta en el Museo de las Alhajas de La Bañeza. RAMIRO

El Museo de las Alhajas en la Vía de la Plata de La Bañeza tiene los días contados. La falta de entendimiento entre la familia Carvajal Cavero —propietaria de la colección del museo— y el Ayuntamiento bañezano para negociar un nuevo convenio ha sido el detonante para poner fin a una aventura que comenzó en el año 2011.

A través de un comunicado, los Carvajal Cavero explicaron ayer su decisión. «La familia propietaria de todas las colecciones que conforman los fondos materiales del Museo de las Alhajas en la Vía de la Plata, tras la resolución de extinción de los convenios dictada por el alcalde de La Bañeza, Javier Carrera, lamenta encontrarse en la necesidad de comunicar públicamente y de modo irrevocable la intención de vender íntegramente esta colección», indicaban en el mismo.

La polémica surgió a finales de enero cuando el Ayuntamiento envió a la familia una notificación en las que les informaba de la necesidad de adaptar los dos convenios entre ambas partes —suscritos en 2010 y 2011 respectivamente— de acuerdo con establecido en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público. A mayores, el Consistorio señalaba que «considerando que la misma, ha entrado en vigor en el año de su publicación, el plazo máximo para adaptarse a lo previsto en el artículo 49 de la misma ley finaliza el 2 de octubre de 2019». Motivo por el que el Ayuntamiento decidió llevar a cabo la extinción de los convenios, puesto que ninguno se ajustaba a los contenidos mínimos previstos en el artículo 49 de la ley ni al plazo de duración determinada de cuatro años —ya que los convenios suscritos tenían vigor hasta 2029—.

Ingente colección

La familia cuenta con más de 7.000 piezas de joyas e indumentaria recopiladas desde hace 57 años

Ante esta situación, el Ayuntamiento intentó firmar un nuevo convenio con la familia, pero las desavenencias entre los implicados hicieron que las negociaciones no llegaran a buen puerto. El punto y final fue la reunión a la que el Consistorio emplazó el pasado martes a los Carvajal Cavero, a la cual no asistieron porque ya habían tomado la decisión de poner a la venta la colección y cerrar el museo.

«Somos conscientes del carácter inabordable de la colección, con numerosísimas piezas de joyería leonesa y de la Vía de la Plata o del Reino de León, de la mayor antigüedad y calidad, aún totalmente desconocidas para los expertos y para el público generalista», apuntan en el comunicado.

Asimismo, la familia asevera que «estamos muy agradecidos por el gran honor que ha supuesto la distinción de poder representar a los bañezanos en el arte popular, pero todo comienzo tiene un final»; a la par que confirma que ha sido una decisión «muy difícil».

«La idea original era lanzar el museo para que la sede esté en nuestra ciudad y se impliquen varias administración pública y se estaba desarrollando para conseguir llegar al año 2029, junto a terceras personas públicas y privadas capaces que continuar la tarea», argumentan los Carvajal Cavero que, sin embargo, lamentan que les haya sido «imposible» llevarla a cabo.

«A partir de ahora nos dedicaremos a recoger y vender nuestra colección, no sin antes agradecer la distinción que nos han otorgado nuestros convecinos con su apoyo», concluyen en el comunicado.

Una colección de más de 7.000 piezas —aunque sólo con 4.000 catalogadas— especialmente de joyería y de indumentaria tradicional de una excelsa calidad y de valor incalculable que ha sido recopilada por la familia desde hace 57 años que desde ayer ya busca posibles compradores.

Los Cavero ponen a la venta toda la colección del Museo de las Alhajas