domingo 24/10/21
La Bañeza

Los Cavero reclaman retirar la Casa de la Poesía para mantener su colección

El Ayuntamiento y la familia no acercan posturas y se emplazan a una nueva reunión
El futuro del Museo de las Alhajas de La Bañeza sigue en el aire.

El Ayuntamiento de La Bañeza y la familia Carvajal Cavero —propietaria de la colección de joyería e indumentaria del Museo de las Alhajas— mantuvieron ayer una primera reunión después de que hace una semana surgiera la polémica sobre el posible cierre del citado museo por la extinción del convenio vigente entre ambas partes —que no se adecua a la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público— para intentar negociar un nuevo convenio de acuerdo a las exigencias de dicha ley.

Un primer encuentro para analizar la situación donde reinó la falta de entendimiento entre el Ayuntamiento —representado por el alcalde, Javier Carrera, y por el concejal de Cultura, José Luis del Riego— y la familia Carvajal Cavero —representada por la patrona de la fundación, Olga Cavero, y por su abogado—. Una reunión en la que tal y como aseguró ayer Carrera a este periódico, «desde el Ayuntamiento les hemos dejado claro la necesidad de aplicar la nueva ley a la que no está acorde el anterior convenio y nuestro ofrecimiento de negociar un nuevo convenio que las cumpla».

La familia defiende que el proyecto de Colinas y el museo no son compatibles y el Ayuntamiento que sí

De hecho, el alcalde reiteró que «nuestro deseo es que el Museo de las Alhajas continúe en La Bañeza, pero adaptando el convenio a la legislación vigente y teniendo claro que tanto el museo como la Casa de la Poesía puede convivir en el mismo espacio».

Por su parte, Olga Cavero aseveró que «parece que quieren que sigamos y que no quieren»; puesto que explicó que «en la reunión les hemos pedido todos los expedientes de Casa de Doña Josefina —edificio modernista de principios del siglo XX donde se asienta el museo— para que pueda estudiarlos nuestro abogado pero no nos los han facilitado». En ese sentido, indicó que «sin darnos esa documentación la reunión no ha servido para nada». Asimismo, defendió que «no podemos permitir poner en riesgo nuestra colección sabiendo que hay gente que sube y baja por las escaleras al tercer piso —donde estará la Casa de la Poesía— cuando en su día nos cedieron las instalaciones».

Pese a la falta de entendimiento entre el Ayuntamiento y la familia Carvajal Cavero, ambas partes se han emplazado a una nueva reunión la próxima semana a más tardar.

Los Cavero reclaman retirar la Casa de la Poesía para mantener su colección
Comentarios