domingo 26/9/21

Unas celebraciones donde impere la prudencia

El alcalde invita a disfrutar de unas fiestas «diferentes» en las que habrá actividades para niños, música, deporte, pelota a mano o toros
Imagen del castillo de Valencia de Don Juan, a cuyos pies tendrán lugar parte de las actuaciones musicales. JESÚS F. SALVADORES

Valencia de Don Juan celebra desde hoy al 14 de septiembre sus fiestas patronales a la Virgen del Castillo Viejo y al Bendito Cristo de Santa Marina. Unas fiestas que serán «diferentes. La Covid-19 todavía no está eliminada y aunque el porcentaje de población vacunada es elevado, no se ha conseguido la tan ansiada ‘inmunidad de rebaño’ y se producen contagios aún en personas que han recibido la dosis completa», explica el alcalde, Juan Pablo Regadera, en un bando municipal. Subraya el regidor que «la salud de nuestros vecinos sigue estando por encima de todo y para contribuir a preservarla debemos cumplir las normas y recomendaciones establecidas por la Junta de Castilla y León».

Regadera afirma que «este año no habrá pregón, ni fuegos artificiales, ni cierre de fiestas, ni pasacalles de gigantes y cabezudos. Sí tendremos actividades todos los días para los pequeños y jóvenes, así como actuaciones musicales diarias que para evitar aglomeraciones se celebrarán en dos espacios diferentes y en horario que se solapará: a las 22.00 horas comenzarán las que tendrán lugar en el auditorio del castillo destinadas principalmente a un público de mayor edad. Y a las 23.00 horas las que se celebrarán en la Plaza Mayor, que tendrá un aforo controlado y cerrado de 500 personas, todas ellas sentadas y pensadas para un público más joven. Siguiendo la normativa autonómica, en ambos recintos no estará permitido el consumo de bebidas y alimentos. El deporte también tendrá cabida con la Carrera del Cachón, una exhibición y un torneo de tenis de mesa y un festival de pelota a mano. Y habrá toros. Y, por supuesto, las dos misas solemnes».

El alcalde invita «a disfrutar de nuestras fiestas en compañía de vuestras familias y amigos con toda la precaución, prudencia y responsabilidad que se merecen todos los que nos rodean».

Unas celebraciones donde impere la prudencia
Comentarios