jueves 6/8/20
Fauna silvestre

El centro de recuperación de Valladolid recibió a 205 especies recogidas en León

Traumatismos, atropellos o intoxicaciones están detrás de estos ingresos para los que no hay un lugar especializado en León
Dos agentes proceden a retirar un buitre encontrado muerto. DL
Dos agentes proceden a retirar un buitre encontrado muerto. DL

A pesar de que la provincia de León presume de tener la mayor red de espacios naturales de la comunidad, y por lo tanto una abundante biodiversidad, tanto de flora como de fauna, lo cierto es que no cuenta en la actualidad con ningún centro oficial especializado para atender a sus especies silvestres.

En Castilla y León hay tres Centros de Recuperación de Animales Silvestres (C.R.A.S.) en las provincias de Valladolid, Burgos y Segovia y dos Centros de Recepción de Animales Silvestres (C.R.F.) en Zamora y Salamanca que constituyen la red de centros de atención de fauna silvestre y que gestiona a través de una encomienda la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León.

Su misión es la recuperación de especies silvestres heridas y su rehabilitación para ser liberadas en el medio natural.

En el caso de León, todos los animales recogidos por los agentes medioambientales que trabajan en la provincia o por el Seprona son llevados al centro de Valladolid, que sólo en 2019 recibió 1.900 entradas, de las que 209 procedían de territorio leonés, según datos de la Fundación Patrimonio Natural. De ellos, entraron 134 animales vivos, 66 cadáveres y 5 de muestra.

La principal causa de entrada son los distintos tipos de traumatismos (29%) y, en segundo lugar, destacan los pollos o crías (26%). Otras causas que también tienen relevancia son las intoxicaciones (6%) y los atropellos de coche (5%).

La función principal de este centro es el diagnóstico, recuperación y liberación de fauna silvestre herida, enferma o vulnerable.

Ingresos y causas de entrada

Durante 2019, se recibieron en el Centro de Recuperación de Valladolid 1.900 animales, de los cuales 1.135 entradas (60%) se recibieron vivos, 700 (37%) se recibieron muertos y 27 (1%) correspondían a campañas de control poblacional del visón americano. 38 de las entradas (2%) se debieron a muestras recibidas en el CRAS.

También se han recibido un total de 160 entradas de animales domésticos y exóticos durante el pasado año procedentes de decomisos o capturas en el medio natural.

Del total de entradas recibidas en el CRAS Valladolid durante el año pasado, 1507 ejemplares (79%) se correspondían a aves, 287 (15%) a mamíferos, 28 (2%) al conjunto de reptiles, anfibios y peces, y 78 (4%) a muestras.

Las diez especies con mayor número de ingresos en el CRAS Valladolid durante el 2019 han sido el vencejo común (147 ejemplaers), el busardo ratonero (145), la cigüeña blanca (141), la liebr ibérica (106), el cernícali vulgar (92), el buitre leonado (87) y el milano real (82), la lechuza común (63), la aguililla calzada (45) y la urraca (43).

Ingresos por procedencia

De los 1.900 ingresos en el CRAS de Valladolid en el último año, 1184 ejemplares (62,4%) procedían de la provincia de Valladolid, 290 (15,1%) de Ávila, 205 (11%) de León, 101 (5,4%) de Palencia, 86 (4,5%) de Salamanca, 23 (1,2%) de Zamora, 8 (0,3%) de Segovia y 3 (0,2%) de Soria. No obstante, hay que significar que el CRAS Valladolid es el centro de referencia para las provincias de Ávila, Salamanca, Zamora, León y Valladolid.

La mayoría, vivos
De todos los ejemplares enviados a Valladolid 134 estaban vivos, 66 muertos y 5 se mandaron de muestra

Si se analiza las entradas por provincia, hay diferencias significativas en la entrada de cadáveres respecto a la entrada de animales vivos. Entran mayor número de ejemplares vivos de las provincias de Valladolid, León y Palencia.

En cuanto a las causas de ingresos, en los indeterminados y atropellos por coche se observa un incremento en el número de entradas en los meses de verano, coincidiendo con el pico de aumento de número de entradas en el centro. En lo referente a las electrocuciones, se observan dos picos, uno en el mes de febrero y otro en el mes de octubre, coincidiendo con las migraciones.

Estadística de las sueltas

Durante 2019 en el CRAS Valladolid se recibieron 1137 animales vivos. De ellos 498 (44 %) fueron liberados al medio natural, 269 (24%) murieron en el CRAS, 349 (31%) tuvieron que ser sacrificados debido a la gravedad de sus lesiones y/o incompatibilidad de estas con la vida en libertad, 6 (0,5%) fueron trasladados en cesión a otros centros o instituciones de educación ambiental. 8 ejemplares han quedado irrecuperables y permanecen en el CRAS, a la espera de poder ser cedidos, un ejemplar se encuentra en el centro en custodia judicial y seis ejemplares están decomisados.

Los meses con mayor número de liberaciones son de mayo a agosto, coincidiendo con el mayor número de entradas en el centro y debido a la total recuperación de los pollos y crías que ingresan los meses anteriores, liberados cuando ya son capaces de sobrevivir en el medio natural por sí mismos.

Observatorio de la fauna

El CRAS Valladolid es un observatorio de la salud de la fauna silvestre donde se recibe información de la situación sanitaria y se investigan las causas de muerte de los animales silvestres procedentes de las provincias de Valladolid, Ávila, Salamanca, León, Zamora, Segovia y Palencia. También colabora en con el Plan de Vigilancia Epidemiológica de Fauna Silvestre.

Así mismo, realiza labores periciales de determinación de causas de mortandad en animales silvestres y colabora con los organismos oficiales y los agentes de la autoridad pertinentes en el esclarecimiento de diversas casuísticas, con especial atención a los posibles casos de envenenamiento, disparo, electrocución y colisión de especies silvestres. En caso de que el diagnóstico presuntivo sea de intoxicación tras la realización de la correspondiente necropsia o estudio forense, se realiza el informe y en determinados casos se procede al envío de las muestras pertinentes a laboratorios de referencia, según se contempla en el Plan Regional contra el uso ilegal de venenos.

El Centro de Recuperación colabora también con instituciones de investigación (CSIC, Universidades, etc..) y con otras instituciones con un claro objetivo de conservación medioambiental.

Además, continúa la colaboración con el Servicio Territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid en el control de las poblaciones de visón americano (Neovison vison).

El centro de recuperación de Valladolid recibió a 205 especies recogidas en León