miércoles 21/10/20
Regadíos

CHD admite el «difícil encaje» de las balsas del Órbigo en la política actual

El Mitecord apuesta por adaptar el territorio al cambio climático para garantizar el agua
El proyecto cuenta con la mayoritaria oposión por parte de los vecinos de Carrizo y de los municipios afectados . JESÍS F. SALVADORES

A pesar de que la construcción de los embalses de Los Morales y la Rial en el Órbigo, con los que se prende incrementar el deficitario en los regadíos dependientes del río Órbigo, cuenta con ya con el estudio de impacto ambiental favorable y sigue figurando entre los proyectos del Plan Hidrológico Nacional 2022-2027, lo ciento es que cada vez es más incierta su ejecución.

Así lo reconoce la propia CHD, que en una reciente presentación de los temas importantes de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Duero, celebrada on line, reconoció el «difícil encaje» que tiene este macroproyecto, que cuenta con un presupuesto de 44 millones de euros, en los nuevos planes del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto de Demográfico (Mitecord).

Tramitación

El proyecto, que ya cuenta con el estudio de impacto ambiental favorable, esta paralizado

En concreto, el organismo de la cuenca admite que «no debe ocultarse que, en el contexto de la transición ecológica establecido, son de difícil encaje las actuaciones de incrementos de regulación que suponen grandes infraestructuras hidráulicas como la de La Rial y Los Morales».

En esta misma situación se encuentran las regulaciones en el Cega-Eresma-Adaja, y las del Carrión.

De hecho, según apuntó en la jornada la CHD, para dar respuesta a las necesidades reales de incrementar la regulación y luchar contra las consecuencias del cambio climático, el Mitecord, «tiene otros planes».

Solución «verde»

El Mitecor apuesta por reducir inundaciones, la restauración fluvial y los drenajes sostenibles

Desde la Oficina de Planificación de CHD aseguran que las medidas del plan vigente, entre las que se encuentran las balsas, «deben implantarse, ya que ese es el compromiso adquirido por el Organismo de cuenca al aprobar el Plan Hidrológico vigente». No obstante afirman ser conscientes de que la estrategia de Mitecor, donde ahora se encuentran ubicados jerárquica y funcionalmente los organismos de cuenca, «tiene como prioridades otros aspectos, también relevantes, de la gestión del agua».

Respuesta

Para la CHD el proyecto debería ejecutarse porque están en el Plan Nacional y «hay un compromiso»

De acuerdo con lo manifestado por la ministra. Teresa Ribera, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, en materia de política de aguas priorizó otras líneas de actuación, como prevenir y reducir los riesgos asociados a las inundaciones, promoviendo la reordenación de territorios inundables, la recuperación de riveras y meandros y la ampliación de espacios fluviales. En esta línea, el Gobierno también apuesta por la restauración fluvial, por asegurar el buen estado de las masas de agua y el respeto a los caudales ecológicos. Por ello, entre sus planes está reforzar la protección de los ecosistemas asociados al agua y su biodiversidad y apostar firmemente por la incorporación de infraestructuras verdes. En definitiva, el ministerio confía más en soluciones basadas en la propia naturaleza, que contribuyan a adaptar el territorio al cambio climático y que suponen ahorros significativos frente a alternativas convencionales.

Acceso equitativo

Desde el Gobierno, se pretende garantizar una disponibilidad sostenible del recurso, un acceso equitativo y asequible al agua potable y una mejora de su calidad. Para ello propone reorientar la forma en la que se gestionan las aguas pluviales, conduciéndolas hacia sistemas urbanos de drenaje sostenible, prestar una especial atención a las cuestiones relativas a la calidad, luchar contra la contaminación, las extracciones ilegales o las amenazas en ecosistemas protegidos, y de forma fundamental cumplir con las obligaciones de saneamiento y depuración, activando un plan de choque al respecto y aprobando el Plan DSEAR (Plan de Depuración, Saneamiento, Ahorro y Reutilización) y sus actuaciones.

CHD admite el «difícil encaje» de las balsas del Órbigo en la política actual
Comentarios