domingo 22.09.2019
REGADÍO

CHD buscará otra solución a las presas del Órbigo si no se consideran viables

El coste del bombeo será clave para adoptar la decisión definitiva sobre la regulación

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) abandonará el proyecto de regulación lateral del río Órbigo si el estudio de viabilidad que ha encargado de estas infraestructuras no resulta favorable, explicó ayer el presidente del Sindicato Central del Embalse de Los Barrios de Luna, Ángel González Quintanilla, que se entrevistó ayer con la presidenta del organismo de cuenca, Cristina Danés, y con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, junto con representantes de varias comunidades de regantes.

El sindicato había decidido solicitar una reunión urgente con ambas autoridades tras anunciarse el encargo del estudio, que contempla los costes socio-económicos de la alternativa impulsada y elegida hasta el momento por la Administración del Estado.

«Los regantes se han mostrado receptivos a los razonamientos expuestos por la presidenta de la CHD y han solicitado que el estudio se lleve a cabo con la máxima celeridad posible. A la vista del resultado, ambas partes volverán a reunirse para analizar las conclusiones del mismo», apuntaba ayer una nota de prensa del organismo de cuenca.

LAS RAZONES

González Quintanilla señaló que el estudio se ha encargado a la Universidad de Salamanca y que estará finalizado «en unos meses, sin que nos hayan concretado más».

El principal inconveniente que se contempla a las presas de La Rial y Los Morales es la necesidad de la mayor parte del volumen de agua que almacenaría, expuso Quintanilla. En el caso de que se considerase inasumible el coste «se optará por otra alternativa», situación que para los regantes supone iniciar la tramitación de nuevo «y pasar otra vez una declaración de impacto ambiental», retrasándose una solución al déficit hídrico que sufre el Sistema Órbigo y para la que existe el compromiso de una solución, asumido por los diferentes gobiernos del PSOE y del PP.

Otro de los argumentos que, según Quintanilla, manejan en la Delegación del Gobierno y la CHD es la exigencia de la Unión Europea «de contar con este documento para repercutir el coste a los usuarios». El presidente del sindicato apuntó que Danés y Barcones manifestaron su interés por solventar la falta de agua, más acusada en la zona desde que se amplió la zona regable del embalse de Los Barrios de Luna y objeto de reivindicación frecuente por parte de los agricultores.

CHD buscará otra solución a las presas del Órbigo si no se consideran viables