sábado. 03.12.2022
La plaza Mayor guardó un minuto de silencio por Guaza y Gordo y se descubrió una placa en memoria del primero.

El recuerdo de Cristian Guaza, el joven de Galleguillos de Campos que falleció el 11 de junio del año pasado en el encierro, y la muerte de Fernando Gordo, miembro de la Peña Taurina en un atropello el viernes por la tarde vistieron de luto el inicio de las fiestas patronales de San Juan de Sahagún. Tanto es así que el chupinazo estuvo precedido del descubrimiento de una placa en honor del corredor desaparecido hace un año y por el minuto de silencio que guardó la plaza Mayor antes de que el cohete estallara en negro sobre peñistas y visitantes.

Tras recoger sus estandartes, las peñas acudieron junto con el alcalde de la cilla, Emilio Redondo, a las inmediaciones donde Cristian Guaza se golpeó contra un mojón tras empujarle un cabestro. Allí se descubrió la placa en su memoria. Posteriormente, se desplazaron a la plaza Mayor para pedir las fiestas al regidor. Redondo invitó a recordar al mozo, al que se dijo ayer una misa de funeral en su pueblo, y al miembro de la Peña Taurina y solicitó al pueblo que estos desgraciados incidentes no empañen, sin embargo, la alegría de la fiesta.

Posteriormente, se celebró el primer encierro. La carrera, limpia y sin incidentes reseñables, y con nuevas medidas de seguridad y recorrido, duró menos de cinco minutos. A su término, se celebró el Concurso de Cortes en la plaza de toros, donde a las siete de la tarde de hoy se celebra la corrida de toros de fiestas, con la lidia de seis reses de Valdellán, que tan buen resultado dieron el año pasado. Por la mañana (12.30), se celebra el Corpus.

El chupinazo estalla de luto