jueves. 07.07.2022
                      Las vacas bajaron a los montes tras las primeras nieves. DL
Las vacas bajaron a los montes tras las primeras nieves. DL

Los alcaldes de los pueblos de Babia, de Villargusán y Pinos, Pedro Álvarez Barriada y Leandro Hidalgo, denuncian que más de 100 cabezas de ganado vacuno procedentes del puerto de Pinos y de titularidad de ganaderos asturianos, a raíz de la nieve caída estos últimos días, han bajado a los montes y pastos privativos de estos pueblos de León, sin que los ganaderos asturianos se hayan hecho cargo de su cuidado, su control y su traslado de nuevo a Mieres.

Es conocido el conflicto permanente entre los ganaderos de Babia con derecho de pastos en el puerto de Pinos y el Ayuntamiento de Mieres, que sigue gestionando indebidamente sus competencias ganaderas dentro del territorio de Castilla y León, sin que las autoridades competentes adopten decisiones definitivas al respecto.

En este sentido, las juntas vecinales con derechos históricos en los montes públicos del Puerto de Pinos quieren insistir una vez más en que la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de León deberían cumplir con las promesas que ya hace más de una década hicieron a los pueblos de Babia para expropiar el puerto de Pinos y acabar definitivamente con la sobreexplotación de estos puertos por una administración local asturiana, que no tiene competencias para desarrollar su ganadería dentro de nuestra comunidad autónoma.

Las juntas vecinales han planteado desde hace años la necesidad de desarrollar un proyecto regional de ganadería de alta montaña en estos montes de León, que fueron del Cabildo de San Isidoro y de la Fundación Sierra Pambley, instituciones señeras de la historia de León.

Reivindicación

Actualmente, existen numerosas vías de financiación para proyectos de desarrollo de la ganadería extensiva, de protección ambiental, de investigación y desarrollo que sirva para mantener población en el medio rural y, precisamente, los montes del puerto de Pinos serían el marco idóneo para desarrollar un proyecto en el que además de las administraciones públicas mencionadas, pudiera intervenir el Instituto de ganadería de montaña del CSIC y de la Universidad de León. Ello además de crear riqueza en León, permitiría resolver definitivamente el conflicto competencial con Mieres.

Desde la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores y las Juntas Vecinales de Babia se vuelve a pedir responsabilidad y eficacia a los dirigentes de estas administraciones públicas provinciales y autonómicas para resolver definitivamente un problema enquistado desde hace décadas y fomentar una actividad económica sostenible en una comarca tan despoblada como periférica cómo es la montaña de León.

Unas cien vacas de Mieres invaden los pastos de Babia