martes. 05.07.2022

La venta de chocolate sube por haber creado un mercado más amplio que el local, pero las tiendas que cierran en el pueblo «no vuelven a abrirse», señaló. Otros negocios subsisten «gracias a la solvencia económica de los propietarios, porque ya no tienen dónde ir». El bar que regenta su familia ha dejado de servir comidas a diario ante la falta de clientela. «Hace tres años» que el comercio se desplomó en este pueblo.

Los cierres son irreversibles