jueves. 07.07.2022

El Juzgado Mercantil número 2 de Oviedo recibió ayer dos ofertas de compra por la explotación minera de Cerredo, dentro del procedimiento de subasta pública de la mina de interior, el cielo abierto y los edificios que pertenecen a la explotación. En concreto, una de las ofertas presentadas corresponden a Coto Minero Cantábrico (CMC), compañía a la que ya le fueron adjudicados los activos el pasado mes de octubre, aunque el proceso se paralizó debido a la presentación de alegaciones. La segunda propuesta de compra corresponde al anterio propietario de la minera Astur Leonesa, Rodolfo Cachero, a través de su empresa Bahía de Águilas. La subasta fijada inicialmente para abril se aplazó por la crisis sanitaria.

Aplazada
La subasta fijada inicialmente para abril se suspendió por la crisis sanitaria

La mina de Cerredo salió a subasta el pasado mes de octubre, después de que CMC, la anterior propietaria de la explotación, rechazase la dación en pago que se había aprobado en el plan de liquidación de la compañía minera Astur Leonesa, que se hizo con la mina en 2014. Suponía que ésta hacía entrega del patrimonio a CMC para saldar así la deuda acumulada, pues la inmensa mayoría de los activos de Astur Leonesa, en concurso de acreedores, están sujetos a una hipoteca a favor de Coto Minero Cantábrico. Sin embargo, al no presentarse ningún comprador a la subasta, CMC debió asumir nuevamente la transmisión de concesiones, a lo que presentaron alegaciones el sindicato UGT, el empresario minero Rodolfo Cachero y la compañía eléctrica, aunque el juez tan sólo aceptó las últimas.

CMC y Bahía de Águilas pujan para comprar Cerredo en subasta
Comentarios