sábado 22/1/22

Coag Castilla y León reclamó ayer que se controle la fauna silvestre y aviso que cánidos, corzos, jabalíes o ciervos entran al casco urbano de municipios de Castilla y León debido al toque de queda, y en el caso de los lobos atacan al ganado dentro de los propios pueblos.

La organización que defiende los intereses de los ganaderos ha denunciado en nota de prensa que el pasado fin de semana un lobo dejó dos reses muertas y una herida tras un ataque en pleno casco urbano de Espinosa de los Monteros (Burgos), y que hace un mes en la misma localidad atacó a tres corderos y una oveja.

«Todo amparado en la soledad de la noche que propicia el toque de queda», apuntan en el comunicado, un suceso que también ha ocurrido en la merindad de Montija, con cuatro ovejas muertas.

Por ello, advierten a las consejerías de Fomento y Medio Ambiente, y de Agricultura, que no controlar al lobo supone «dejar indefensos no solo a agricultores y ganaderos, también al conjunto de la sociedad, que ya está viendo las consecuencias de una proliferación descontrolada de fauna salvaje».

El sindicato recuerda que durante la pandemia se vieron vídeos zorros en gasolineras, corzos en las ciudades, o jabalíes arremetiendo contra vecinos de los pueblos, situación que dicen que se agrava ahora con el lobo, que «arrasa con toda la fauna más desprotegida».

En este sentido, detallan que, según datos de la Junta, los ataques al norte del Duero a lo largo del año pasado fueron 380, mientras que al sur del Duero la cifra se disparó hasta los 2.198.

Por eso critican la «desidia» en los controles poblaciones de la especie, lo que dicen que amenaza con la «sangría económica» para los ganaderos y con la propagación de enfermedades que podrían derivar en zoonosis y ser transmitidas a los humanos, así como la producción de daños en las distintas explotaciones agrícolas, en infraestructuras básicas o la generación de accidentes de tráfico, entre otros perjuicios para la sociedad

Coag concluye que es prioritario el control de especies silvestres y piden que la Junta lo afronte para no dejar «indefensos» a los agricultores y ganaderos y «al conjunto de la sociedad».

Coag exige que se controle la fauna y alerta de la llegada del lobo a los pueblos
Comentarios